Revivirán casos

POR DIEGO PESQUEIRA
El procurador general Francisco Domínguez Brito dijo ayer que espera la reactivación de varios casos de corrupción que se encuentran en los tribunales desde hace varios años, tras advertir que no se puede permitir que prescriban sin que haya sanción.

Domínguez Brito también sostuvo que actuará de manera “imparcial y profesional” en cada uno de los casos de corrupción que se encuentran en su poder.

Alegó que la lucha contra la corrupción no se puede ejercer en función de banderías políticas, colores y pasiones.

Manifestó que sólo procederá en los casos en que haya pruebas concretas, para que los casos puedan progresar en los tribunales.

En rueda de prensa celebrada en la Procuraduría General de la República, también dijo que se encuentran abiertos varios procesos de corrupción que envuelven a funcionarios de la pasada gestión gubernamental y de los gobiernos del fenecido presidente Joaquín Balaguer.

Citó entre estos casos el de Bahía de las Aguilas, pero rehusó ofrecer mayores detalles entorno a otros procesos.

Dijo esperar que en esos casos no haya impunidad y que todo se haga dentro del debido proceso de ley, para que no se piense que se actúa por persecución política.

“Hay varios. Reitero: ministros de Estado del pasado gobierno y hay procesos que tienen que ver con gobiernos, inclusos, del ex presidente Balaguer”, declaró Domínguez Brito.

Subrayó que hay casos, incluso, que envuelven a la gestión del presidente Leonel Fernández.

Prometió que en cada uno de los casos, el Ministerio Público trabajará de manera profesional, con el único objetivo de que se haga justicia.

“Vamos a seguir tratando de que en el Plan Renove se haga justicia, de que en los invernaderos haya justicia, de que culminen todos los procesos que hemos venido llevando a cabo en materia de investigación. Por ejemplo, multiusos y otros más que el Departamento de Prevención de la Corrupción ha preparado y esperamos también que otros casos viejos que están ante los juzgados de instrucción por jueces liquidadores, también sean conocidos y haya sanción”, expresó Domínguez Brito.

Manifestó que está a la espera de una serie de auditorías que se encuentran en su fase final y dijo que en caso de que haya anomalías, habrá investigación, o de lo contrario, no se tomará ningún tipo de decisión.

Precisó que esa es la política a seguir con los casos de corrupción del pasado y con los del presente que lleguen a la Procuraduría General de la República.