Reyna reafirma UASD no tiene fondos para aumentar los salarios

POR GERMAN MARTE
En este momento la Universidad Autónoma de Santo Domingo no dispone de fondos para satisfacer la demanda de un aumento salarial de 30% que hacen empleados y profesores, advirtió ayer su rector Roberto Reyna.

Argumentó que la rectoría que encabezó Porfirio García Fernández no hizo la gestión de apropiación de fondos para el aumento salarial de este año y que el 15% que se incrementó en enero se hizo con fondos propios por lo que ahora la UASD no dispone de recursos para aumentos salariales.

Señaló que incluso el pago correspondiente a este mes se está haciendo sin el aumento de 15% que se aprobó por ley.

Sin embargo, Reyna dijo que confía en que el presidente Leonel Fernández instruirá para que se cumpla con la ley de aumento salarial que incluso fue pactada con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

“Ustedes saben bien que el FMI ha empeñado prácticamente la soberanía económica del país y que el gobierno dominicano no le quiere permitir ni siquiera manejar los excedentes que le queda fruto de la gestión del presupuesto para otros fines”, dijo el rector al participar en el Almuerzo Semanal de los Medios de Comunicación del Grupo Corripio.

Reyna explicó que la comunidad universitaria ha pedido un aumento salarial de 30%  y el gobierno ha respondido que no puede aumentar ese monto porque ya aumentó 15% en enero y que ahora, en el mes de julio sólo corresponde un incremento de 15% y que por lo tanto sólo puede tomar en consideración los reclamos de los profesores y empleados uasdianos para el próximo año.

La Federación de Asociaciones de Profesores de la UASD (FAPROUASD) advirtió la semana pasada que paralizará la academia si no las autoridades no les suben los salarios a los profesores.

JUBILACIÓN DE EX RECTOR

El ex rector Porfirio García Fernández fue jubilado mediante la resolución 252-04 del Consejo Universitario emitida el 20 de diciembre pasado y efectiva al momento de su salida del cargo en marzo de este año. La decisión se tomó atendiendo a una solicitud que el propio funcionario había solicitado y en esto “no hay vuelta atrás”. Al hacer la aclaración Reyna dijo que junto con García Fernández fueron jubilados otros 300 académicos, algunos de los cuales tenían años esperando que se les jubilara.

Incluso, añadió, como se trataba de un período se le dio la oportunidad a que los interesados pudieran retirar sus solicitudes de jubilaciones, para esto se les dio un plazo hasta el 25 de enero pasado y algunos lo hicieron. Explicó que efectivamente el ex rector quiso retirar su solicitud de jubilación, porque quería acogerse al “año sabático”, pero ese programa sólo se aplica a los profesores activos, por lo que primero procedía que se reactivara, pero en la UASD no hay precedentes de que se retire una jubilación. Además, añadió, García Fernández hizo la solicitud después del plazo que vencía el 25 de enero.

“El Consejo consideró que abrir ese capítulo de activar profesores jubilados le abría a profesores jubilados de la misma condición que él para reactivarse, pero la UASD no está en condiciones financiera para asumir una demanda de retornos desde la jubilación”, explicó Reyna.

Empero aclaró que si García Fernández está interesado en seguir colaborando con la universidad lo puede hacer en la misma condición de otros ex rectores que han sido recontratados como profesores.

Lamentó que el ex rector introdujera su solicitud de jubilación en un momento como el que lo hizo y se haya colocado en un status en un punto “sin retorno” para la condición de activo, “si nosotros abrimos esa caja de Pandora no sabemos lo que va a surgir de ese proceso, porque no es sólo su caso, también hay otros 12 profesores que están en esa resolución y a todos se les dio la misma respuesta”.

Sin embargo, dijo que la UASD está en disposición de recontratar a García Fernández en el área en que pueda aportar. Indicó que en la universidad hay 300 profesores jubilados que han sido recontratados.