Ricardo Arjona
“Soy un tipo mucho más normal de lo que la gente piensa”

Por Luisa Blanco y Renania Reyna
Fotografías: fuente externa

Sus canciones lo describen como un ser humano común y corriente, donde nunca ha pasado ni el más mínimo destello de la fama y el precio a pagar es ser incomprendido por algunos, pero adorado por un público cautivado por su sinceridad y espontaneidad.

 Y así, sin importar lo que dicta muchas veces el protocolo de la complacencia social y burocrática, él ha logrado su propio espacio y el respeto de todos.

Al conocer su biografía e ideología, parece haber venido de otro lado del sol, tal vez por lo controversial de un mundo que se arrodilla frente a la opulencia, el egocentrismo y la modernidad tecnológica; mientras él, con su guitarra en mano, lápiz y papel, se empeña en desnudar el alma y ser uno más entre la multitud que suspira y llora por un amor, que se siente impotente ante una injusticia, que no entiende de religiones, que se siente indefenso ante la tierna sonrisa de sus hijos y el privilegio que nos regala la vida de poder procrear.

Al escucharlo, muchos lo tildan de no ser más que un rebelde que emergió de otro planeta, y él se proclama como el más común de los mortales y no reconoce su fama.

En exclusiva para la revista En Sociedad, Ricardo Arjona nos habla del amor que siente por sus hijos, Ricardo y Astrid, por quienes hace cualquier cosa, desde cocinar hasta volver a ser niño y jugar en auténtica complicidad.

Además, nos ofrece detalles de su próximo concierto a celebrarse este 27 de julio en el Palacio de los Deportes del cual promete será “una gran fiesta”.

¿Ermitaño, solitario, altanero o simplemente consciente de lo que eres y tu mundo?

Soy un tipo muchísimo más normal de lo que la gente piensa. Actuó por impulso natural para conservar del cavernícola lo más preciado: la espontaneidad.

En este punto de tu carrera, ¿con cuál de todas tus canciones te identificas y por qué?

 Quesos Cosas Casas porque logré poner en ella todo lo que quería decir.

¿En qué te inspiras para escribir tus canciones?

En cualquier cosa que se mueva o no y que me impacte emocionalmente.

¿Qué significó para tí la producción Animal Nocturno?

El principio.

¿En qué ha cambiado Ricardo Arjona en lo personal y profesional después de la fama?

Veo menos a mis amigos y eso sí que es un cambio. Por lo demás, trato de pasar por aquí sin que yo mismo me de cuenta para que no me afecte.

¿Cómo puedes hacer del amor algo tan cotidiano como las canciones: “Sólo quería un café”, “Tarde” “Sin daños a terceros”, “Aún te amo”, “Pensar en tí”, y otras que plasman de manera tan digerible la complejidad de una relación y los sentimientos?

Porque lo he padecido y, ante la imposibilidad de entenderlo,  lo acepto, lo escribo y lo comparto.

¿Realmente, te gusta lo difícil como la canción “Dime que no”?

Sí.

Recordando la canción “Jesús es verbo, no sustantivo”, ¿qué significa Dios en tu vida?

El punto de partida y el lugar donde me sujeto.

Actualmente realizas el video de la canción “La Nena” con la finalidad de ayudar a organizaciones que combaten el secuestro, ¿cómo nace esta inquietud?

Es formar parte de una realidad y aportar con tu trabajo para buscarle caminos a lo imposible.

Hace un tiempo Facundo Cabral aseguró que tú eras su artista preferido y el mejor cantautor de estos tiempos. ¿Qué significado tiene para tí y si representa algún compromiso debido a la trayectoria de Cabral?

A Facundo lo conozco desde hace mucho tiempo. Y agradezco que una persona como él diga eso de mi trabajo.

Los dominicanos estamos esperando tu concierto el próximo 27 de julio, ¿qué nos traerá, qué veremos en los escenarios esa noche?

Me la estoy pasando en grande en el escenario, la puesta en escena me hace sentir como en casa, los músicos son excelentes y la gente que viene pone el elemento que nos falta. Es una fiesta.

¿Quién es Ricardo, el ser humano, el padre?

Es el discreto, el que se calla la boca mientras el otro se lleva todos los créditos.

En este mes celebramos en la República Dominicana el Día de los Padres, eres un artista y por tanto tienes que viajar mucho, ¿cómo compartes con tus hijos en un mundo tan agitado?

Tiempo libre es de mis hijos. Cocino, lavo, plancho, juego, hago lo que sea y todo eso sin que me cueste nada, me encanta estar con ellos.

¿Con qué sueña Ricardo Arjona?

Con estar tranquilo.

¿Cómo definirías este momento de tu vida?

Agitado.

¿Qué precio ha tenido que pagar por la fama?

 Barato no me salió.