Rice se reuniría con enviado Irán

http://hoy.com.do/image/article/300/460x390/0/652CCD03-887B-455E-916C-C6AAF458A9FE.jpeg

Washington,  (EFE).- La secretaria de Estado de EE.UU., Condoleezza Rice, aseguró ayer que no descarta reunirse con el representante iraní durante la cumbre sobre Irak prevista para el 3 y 4 de mayo en la ciudad egipcia de Sharm al Sheij.

“No lo descarto”, dijo la jefa de la diplomacia estadounidense, quien participó ayer en varias entrevistas con las cadenas de televisión CNN, CBS y ABC.

Precisó, de todos modos, que Irán no será su prioridad.  “Estaremos allí no para hablar sobre asuntos estadounidense-iraníes, sino para hablar sobre Irak y (para ver) cómo los vecinos de Irak pueden ayudar a estabilizar el país”, destacó Rice.

Añadió que “todo el mundo ha dicho creer que es en su propio interés el tener un Irak estable, (pero) no todo el mundo actúa como si un Irak estable fuese en su propio interés”.

Evitó precisar si prevé abordar temas nucleares de confirmarse la reunión con su homólogo iraní, el ministro de Asuntos Exteriores Manucher Mottaki.

Señaló, en ese sentido, que “el canal adecuado para hablar sobre el programa nuclear iraní es Javier Solana (el jefe de la diplomacia de la Unión Europea), quien representa a los seis países que han hecho una oferta muy generosa a Irán sobre el desarrollo de energía nuclear civil”.

Ante la pregunta de qué le diría al titular de exteriores iraní si se reúnen, Rice respondió: “Que necesitamos detener el flujo de insurgentes extranjeros. Necesitamos detener la ayuda a las milicias que matan a personas inocentes. Necesitamos detener el flujo de explosivos que matan a los soldados estadounidenses”.

Las declaraciones de Rice llegan después de que el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, confirmó hoy, tras varios días de incertidumbre, la presencia de su país en la cumbre sobre Irak.

Irán es considerado un Estado clave para la seguridad y la estabilidad de Irak, debido a la gran influencia que ejerce sobre amplios sectores de la población chií iraquí.

EE.UU. acusa a Teherán de suministrar armas con las que supuestamente grupos insurgentes en Irak atacan a las fuerzas estadounidenses, y se ha resistido a entablar un diálogo directo con Teherán -que niega esas acusaciones- para mejorar la seguridad en el vecino Irak. 

Está previsto que los ministros de Exteriores de los países vecinos de Irak, más Egipto, Bahrein, los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, la Liga Árabe y la Conferencia Islámica, participen en la cumbre de Sharm al Sheij.

   La reunión sentará en la misma mesa a los jefes de la diplomacia estadounidense, británica, siria e iraní, como ocurrió a no tan alto nivel en una conferencia de similares características celebrada el pasado 10 de marzo en Bagdad.

   En aquella ocasión, el ministro de Exteriores iraquí, Hoshiyar Zebari, aseguró que EE.UU., el Reino Unido, Siria e Irán (participantes en las negociaciones) habían coincidido en la necesidad de colaborar para lograr la seguridad y estabilidad de Irak.