Rihanna, Kylie Jenner y otras que rompieron estereotipos de ropa para embarazadas

Rihanna, Kylie Jenner y otras que rompieron estereotipos de ropa para embarazadas

Algunos expertos aseguran que la moda se inició con la aparición del Homo Sapiens, que vestía con pieles de animales que cazaba cuando en el neolítico el ser humano empezó a tejer e hilar. Otros agregan que en Egipto se desarrollaron prendas más elaboradas, principalmente hechas de lino. Aún con un debate interminable por definir lo que sí es o no, lo que es una realidad es que está en constante evolución y algunas celebridades han sido precursoras de nuevas tendencias que rebasan cualquier idea impensable por los conservadores en el tema, como un mujer embarazada luciendo atractiva lencería.

La viralidad del reciente primer embarazo de Rihanna no sólo impactó por la noticia, pues se encontraba en la cúspide de su carrera profesional y no se le conocía ninguna pareja. Fue discreta en los primeros meses de gestación y la revolucionaria forma en cómo compartió la noticia con sus fans y medios de comunicación hicieron de su nombre todo un referente de moda que pese a las grandes críticas, pese a ello ya ha sido socialmente adoptada por otras colegas de la industria del entretenimiento pero sobre todo en “mujeres de la vida cotidiana”.

Aunque en décadas anteriores las famosas trataban de ocultar su embarazo en todo el proceso, actualmente lo lucen orgullosas e innovan en el código de vestimenta tradicional para una mujer gestando y no hay ninguna connotación negativa, pues la evolución de vestimenta ha caminado de la mano de la libertad femenina.

¡Adiós overol para embarazadas! ¡Hola a mostrar el vientre!

La cantante se convirtió en la embajadora principal de la tendencia 
Instagram/ @badgalriri

En enero del 2022 una serie de imágenes publicadas por medio internacionales como DailyMail o Page Six provocaron un gran alboroto en internet: Rihanna estaba esperando su primer hijo y aparecía a lado de su pareja, el rapero A$AP Rocky. Aunque solo con esto ya podría ser considerado como suficiente argumento para que todo mundo hablara de la cantante, su vestimenta se convirtió en el atractivo central.

Una gabardina de plumas rosa abierta para que se pudiera apreciar -con toda la intención- su “barriguita”. Una arriesgada, pero efectiva elección, que remató con unos jeans rotos de una sofística marca de diseñador y con varios collares de pedrería Dolce & Gabanna. Aunque queda claro que no es la forma en que cualquier madre anuncia al mundo que está embarazada, siendo la cuestión económica el principal motivo, dejar al descubierto el vientre generó un gran debate no solo en redes sociales, sino incluso en la misma industria de la moda que no sabía si subirse a la tendencia o luchar por lo tradicional.

Así dio a conocer su embarazo y se convirtió en el primer golpe a su favor por imponer el vientre libre en la ropa de embarazada (Fotos: Instagram/@badgalriri).

La importancia de Anna Wintour y las tendencias

En abril del mismo año, la empresaria de Fenty Beauty se convirtió en la portada de la revista más importante dentro del mundo de la moda: Vogue (Estados Unidos). Una vez más reafirmó que no estaba dispuesta a comportarse como una mamá “normal”, y por lo tanto, todo código de vestimenta que ya fuera socialmente aceptado y usado no encajaría con su labor de revolucionar la industria. Con un body completo rojo lleno de transparencias y escotes, tacones altos de aguja y el título “Rihanna más uno”, la cantante volvió a generar grandes controversias.

“¿Planear? No diría planear, pero definitivamente no era algo que no estuviera planeando. No sé cuándo mi cuerpo ovuló. Simplemente nos divertimos. Y después ahí estaba en la prueba (de embarazo). Mi cuerpo está haciendo cosas increíbles ahora y no voy a sentirme avergonzada por eso. En este momento deberíamos celebrar”, expresó a la revista.

Dicha portada de Vogue se convirtió en una de las más vendidas en la historia (Foto: Instagram/@badgalriri)

Tras la decisión de la jefe editora más importante de la moda, por tener a la intérprete de hits mundiales como Love on the Brain, Don’t Stop the Music y Diamonds, en su portada más codiciada fue un claro guiño de aprobación por la tendencia de libertad en prendas que se ha visto reflejada en todo el mundo, sin importar raza, género, posición socioeconómica o, en este caso, estar embarazada.

Kylie Jenner y The Kardashian lo hicieron primero

Si bien en generaciones pasadas Demi Moore impuso la tendencia, en la generación actual Rihanna es por el momento la celebridad referente de la nueva propuesta de moda, aunque lo hecho por la familia más famosa de Estados Unidos tampoco pierde el mérito, pues contrario a lo que más de uno puede pensar de su poderoso imperio, se debe reconocer que cada una de las tendencias que proponen o adoptan gracias a su uso y viralización en redes sociales generan un impacto en el resto de la población.

Le puede interesar: “Congelar óvulos brinda la libertad de elegir cuándo ser madre”, aseguran especialistas

La pequeña, pero ya dueña de toda una exitosa franquicia de maquillaje a nivel mundial, Kylie Jenner ha hecho de cada uno de sus embarazos todo un espectáculo digno de admirar, pues aunque nuevamente la fórmula del misterio se repite, los grandes escotes y prendas que dejan por completo al descubierto el vientre, han permitido normalizar ver a una mujer embarazada siendo sofisticada y radiante sin la necesidad de tratar de buscar algún tipo de censura.

Durante su segundo embarazo, la socialité impulsó la tendencia en su cuenta de Instagram, donde es una de las mujeres más seguidas en el mundo Instagram/ @kyliejenner.

Kim Kardashian tampoco se ha quedado atrás, pues sus grandes vestuarios de látex ajustados mientras mantuvo su último embarazo tradicional -ya que ha recurrido a procesos in vitro, además del controversial tema de “vientres de alquiler”- llegaron a incluso a ser debatidos por especialistas y no de moda, sino de salud.

La preocupación por que las ajustadas prendas pudieran llegar a lastimar al bebé fue una de las constantes preguntas que se hacían sus seguidores y que fueron resueltas: sí podía llegar a ver algún tipo de repercusión en la salud del feto, sin embargo en el caso de ella todo había sido hecho con diseñadores asesorados que utilizaron materiales que dieran la ilusión óptica pero que no perjudicaran.

Natti Natasha: la reguetonera que perreó aún con su embarazo

La revolución en el código de vestimenta maternal no solo ha sido algo para las mujeres norteamericanas, pues en Latinoamérica también se ha presentado, aunque claramente con un poco de menor acceso a afamadas marcas de diseñador o accesorios, siendo Natti Natasha una de las máximas representantes pues durante los últimos meses de gestión no dejó de trabajar, grabando videos musicales y presentándose en importantes ceremonias, con top, vestidos cortos, playeras de corte V e incluso también body’s con recortes circulares que dejaban su vientre al descubierto.

En Latinoamérica, Natti Natasha es considerada como una de las máximas exponentes de la tendencia (Foto: YouTube/ Natti Natasha)

No solo es lactar en público sin miedo a ser juzgada, se trata de estar embarazada y poder llevar lo que ellas quieran

Esta importante revolución en el mundo de la moda impulsada por diversas famosas solo es un pequeño reflejo de la importancia que tiene evolucionar y no solo con el discurso, pues existen tantas esferas que piden a gritos un cambio, que esta pequeña aguja en el pajar – como lo es este tema- visibilizan lo que una mayoría femenina busca y que las nuevas generaciones se han atrevido a materializar con sus propias carreras profesionales o en su vida personal, ámbitos que ha reunido esta discusión.

Publicaciones Relacionadas