Rinden homenaje a monseñor Pepén

http://hoy.com.do/image/article/54/460x390/0/AC805E73-AA57-4CB3-B97F-27AD1A9A2560.jpeg

POR MARIEN A. CAPITAN
La Arquidiócesis de Santo Domingo y la Vicaría Episcopal Educativa celebraron ayer el  “Día Arquidiocesano de la Educación Católica”, con un acto en el que le rindieron un homenaje especial a monseñor Juan Félix Pepén Solimán, quien dedicó muchos años a la educación católica dominicana.

La celebración, que se realizó en la Universidad Católica de Santo Domingo, estuvo presidida por monseñor Nicolás de Jesús López Rodríguez, arzobispo de Santo Domingo y por monseñor Benito de la Rosa y Carpio, presidente de la Conferencia del Episcopado Dominicano.

Las palabras de apertura fueron pronunciadas por el sacerdote Néstor Pazos, presidente de la Unión de Colegios Católicos, quien dio la bienvenida a  los asistentes. 

Posteriormente, el sacerdote Antonio Lluberes dictó la conferencia “Iglesia y Misión: la Educación Católica”, en la que resaltó que la Iglesia, desde siempre, ha tenido la misión de educar.

Por ello, añadió, cada día asume mayores compromisos en la educación tanto privada como pública.

El religioso hizo un recuento de las reformas educativas, la forma en que éstas han incidido en la enseñanza de la religión y los aportes que ha hecho la Iglesia al sistema educativo.

“Nuestro trabajo educativo se ha concentrado en los sectores de pobreza del país, buscando, no sólo educar, sino dar educación de calidad hasta el punto de descuidar los colegios tradicionales que caracterizaron la educación católica”, subrayó.

Terminada la intervención del sacerdote Lluberes, monseñor de la Rosa y Carpio habló extensamente sobre la vida de monseñor Pepén, a quien definió como el higüeyano más ilustre del siglo XX.

Tras recordar que monseñor Pepén fue el primer obispo de la diócesis de Nuestra Señora de La Altagracia, en Higüey, monseñor De la Rosa y Carpio añadió que siempre ha estado preocupado por el desarrollo de su pueblo.

Aseguró que monseñor Pepén es también un patriota a carta cabal y que prueba de ello es que ha escrito muchas obras sobre Duarte.

Además, agregó, es un hombre eclesiástico que se ha destacado por defender y promover la Iglesia.

Respecto a su personalidad, De la Rosa y Carpio dijo que monseñor Pepén es un hombre de temple, un gran conversador “y, sobre todas las cosas, un humanista cristiano”.

Después de la semblanza, el cardenal López Rodríguez entregó la placa de reconocimiento a monseñor Pepén, quien fue declarado como educador del año 2005.

Antes de hacerlo, sin embargo, destacó la gran sabiduría y la experiencia que posee monseñor Pepén, con quien trabajó hace unos años.

Una vez entregada la placa, monseñor Pepén agradeció el homenaje y solicitó que, como el mes de mayo es el de recordación de la Virgen María, le ofrecieran las flores que estaban en el salón a la madre espiritual del pueblo dominicano.

En cuanto al “Día Arquidiocesano de la Educación Católica”, que fue instituido para sensibilizar a la opinión pública sobre los aportes que ha hecho la Iglesia a la educación, hay que señalar que tiene como finalidad honrar a las personas que han trabajado en favor del sector educativo.

Por esa razón, este año se eligió como “Día Arquidiocesano de la Educación Católica” el 31 de mayo y  así coincidiría con el 46 aniversario de la ordenación episcopal de monseñor Pepén Solimán.