Rinitis y sinusitis no solo enemigos de su nariz

v1

Si algo ha aprendido el doctor Moisés Castillo desde su especialidad en otorrinolaringología, es que la nariz, aunque pequeña, es un órgano muy complejo.

“De la nariz depende mucho la calidad de vida del paciente”, es la reflexión de este especialista, que conoce los riesgos de una deficiencia en esta zona vital.

Existen dos condiciones que amenazan la salud de la nariz y con ello, mucho más, como verá más adelante. Se trata de la rinitis (que puede ser alérgica y no alérgica) y la rinosinusitis o sinusitis (“rino” es un vocablo griego para nariz, mientras que “sinus” designa los senos paranasales).

La rinitis. Tal como explica Castillo la rinitis es una inflamación de la mucosa nasal, una respuesta inmunológica del organismo que desencadena un conjunto de síntomas “rechazando un antígeno que el paciente inhala pero que también puede ser ingerido”: polvo, polen, productos químicos, son algunos de ellos. Entre las rinitis no alérgicas destacan la rinitis hormonal (por el aumento de estrógenos en la mujer embarazada), la rinitis laboral, frecuente en personas que trabajan en la industria textil, de pintura o que manejan otro tipo de químicos y la rinitis medicomentosa que para Castillo “es la que más daño hace al paciente: Es cuando el paciente se automedica con fármacos que le descongestionan rapidísimo la nariz pero que después tienen un efecto rebote y le va atrofiando la mucosa nasal poco a poco”, declara.

Como comprobarán los que sufren de esta condición, una “simple” rinitis puede afectar la vida en múltiples formas: “La rinitis alérgica desmejora la calidad de vida: los pacientes no respiran bien, eso los lleva a una fatiga, a una mala calidad del sueño y en el caso de los niños le puede afectar incluso su aprendizaje porque a cada rato tiene que estar frotándose la punta nasal, no se concentran… son síntomas verdaderamente molestosos que pueden impedir la actividad deportiva y recreativa del paciente adulto y pediátrico”, subraya el especialista. Pero hay más: una rinitis no tratada puede convertirse en sinusitis.

La sinusitis. La rinosinusitis es la inflamación de la mucosa de los senos paranasales como consecuencia de una infección producida por un virus, bacteria u hongo. Los senos paranasales son cavidades llenas de aire que se encuentran en la cara. Son ocho en total y se distribuyen en 4 pares de 2: maxilares, frontales, etmoidales y esfenoidales.

“Hay teorías que dicen que la razón de ser de los senos paranasales es proteger el cráneo de traumas, aligerar su peso, y humidificar el aire que respiramos”, indica Castillo. Los senos paranasales producen moco el cual tiene un movimiento natural hacia la nariz. Una inflamación en ellos obstruye la salida de ese moco que se acumula dentro del seno “creando un ambiente propicio para la proliferación de bacterias”, señala. “Esa infección mucótica puede invadir el cráneo o la órbita ocular… es lo que se conoce como rinosinusitis fúngica invasiva”, añade el especialista.

Señala que generalmente, estas infecciones remiten con los antibióticos adecuados pero que cuando están muy avanzadas requieren de una intervención quirúrgica para drenar la pus acumulada. También pueden poner en peligro la vida del paciente en caso de que se propaguen produciendo una meningitis, la cual sabemos, puede ser mortal.

La importancia de lo simple.

La salud nasal no solo está ligada a actividades corporales tan vitales como la respiración. La función olfativa también es un asunto de seguridad: las personas que han perdido su capacidad olfativa pueden sentirse inseguras al no poder identificar olores que indiquen peligro tales como un escape de gas, o al menos es lo que ha experimentado Castillo en consulta.

El médico aboga para que la población deje de automedicarse con ungüentos y pomadas que pueden agravar un problema en esta zona y deploró que a nivel laboral algunas industrias del país en los que se manejan químicos perjudiciales para la salud no provean de mascarillas a sus trabajadores sin que ninguna entidad se haga eco del problema.