Rivera firma extensión; ganará US$21 millones en dos años

TAMPA, Florida (AP).- Mariano Rivera no tiene el más mínimo deseo de dejar los Yanquis y fue por ello que no se necesitó mucho tiempo para negociar una extensión de dos años y 21 millones de dólares.

El propietario de los Yanquis George Steinbrenner estuvo presente en el anuncio oficial del nuevo contrato y le dio un abrazo al relevista panameño.

“Creo que yo nací para ser un yanqui”, dijo Rivera. “Quiero agradecerle al señor George por la oportunidad de estar con los Yanquis para siempre, la posibilidad de entrar al Salón de la Fama con el uniforme de rayas. Esto es algo grande para mí”.

Rivera, el Más Valioso de la Serie Mundial de 1999 y la final de la Liga Americana el año pasado, ha sido clave en los equipos de los Yanquis que han ganado cuatro veces el Clásico de Otoño y seis banderines de liga.

En el 2003, compiló marca de 5-2 y efectividad de 1.66, la más baja de su carrera. Se anotó 40 rescates en 46 oportunidades, elevando a 283 su número de por vida.

“Es el mejor que tenido en mis equipos”, declaró el manager de los Yanquis Joe Torre. “No sólo por la habilidad de lanzar y desempeñarse en situaciones difíciles, pero por la serenidad que impregna en el vestuario. Es alguien importante para nosotros porque es una persona especial”.

El nuevo contrato expirará tras la temporada del 2006. Incluye además una opción del equipo por 10,5 millones para la campaña del 2007, que tiene como garantía el número de partidos que Rivera complete en los dos años previos.

Una alternativa es que tenga 60 apariciones en el 2006 o una combinación de 114 juegos entre 2005 y 2006.

Su salario para este año, el último de un contrato de cuatro, es de 8.89 millones. Después de John Smoltz de los Bravos, Rivera es el segundo cerrador mejor pagado en las mayores.

Ninguna de las partes quería negociar durante la temporada, y Rivera tampoco deseaba declararse agente libre.

El gerente de los Yanquis Brian Cashman negoció el acuerdo la semana pasada con el agente de Rivera, Fernando Cuza.

“Sin duda alguna, estamos hablando del mejor relevista, en mi opinión, en la historia del béisbol”, dijo Cashman.