Delincuentes roban identidad del juez José Alejandro Vargas para extorsionar

Delincuentes roban identidad del juez José Alejandro Vargas para extorsionar

Delincuentes roban identidad del juez José Alejandro Vargas para extorsionar. Fuente externa

Además del magistrado José Alejandro Vargas, quien goza de gran reputación, los estafadores usurparon la identidad del coronel Roberto Román Contreras, extitular de Departamento de Investigación de Crímenes de Alta Tecnología (DICAT).

Bienvenido Trinidad Tapia jamás imaginó que aceptar una solicitud de amistad en Facebook, cambiaría su vida, cuando recibió una videollamada de una joven y tras una aparente grabación de pantalla, la imagen de la mujer fue alterada para colocar la fotografía de una menor desnuda.

Así, los extorsionadores le presionaron exigiéndole la transferencia de 500 euros.

Trinidad Tapia, un dominicano residente en España y que actualmente se encuentra en Noruega, narra que al principio no hizo caso de las amenazas que recibía por parte de la supuesta familia de la menor.

Los estafadores se hicieron pasar por el juez José Alejandro Vargas para cometer sus fechorias. Fuente externa

Aunque luego de que le hackearan las redes sociales a un pariente suyo y le escribiera a su cuenta personal, creyó que realmente habían puesto a circular la fotografía alterada, por lo que accedió a pagar la suma que exigían.

Tras investigaciones y comprobar que se trataba de una estafa, decidió bloquear los contactos, pensando que así encontraría paz.

Sin embargo, lo que recibió fue el mensaje de alguien qué, haciéndose pasar por el juez José Alejandro Vargas, le envió una supuesta orden de detención que tenía en su poder.

Contacto con el que se hacen pasar por el juez José Alejandro Vargas. Fuente externa

Mientras, a través de un nuevo número telefónico, otra persona haciéndose pasar por el teniente coronel Roberto Román Contreras, extitular de Departamento de Investigación de Crímenes de Alta Tecnología (DICAT), pedía un depósito para no ejecutar la supuesta orden.

En investigación realizada por el Periódico Hoy, pudimos constatar a través de una fuente del Ministerio Público, que la supuesta orden era falsa y había sido alterada para hacer más creíble la trama.

La supuesta orden de arresto en contra de Trinidad Tapia. Fuente externa

Al contactar al juez José Alejandro Vargas y ponerlo en contexto sobre lo sucedido, éste nos confirmó que efectivamente, desconocía del documento, por lo que tildó de “grave” esa situación, que utiliza su imagen como anzuelo.

En cuanto al coronel, pudimos constatar que el número telefónico utilizado para la supuesta extorsión, no es propiedad del oficial Roberto Román Contreras y que la fotografía que utilizan, habría sido sustraída de una publicación de Twitter del DICAT del 19 de junio del 2021, la cual fue recortada y alterada para esos fines.

Supuesto WhatsApp del extitular del DICAT. Fuente externa

Sin embargo, los números telefónicos así como las cuentas a las que se hicieron los depósitos, están registrados.

En el caso del juez Vargas, el número utilizado es el 829-814-0575, mientras que para el coronel Román Contreras, utilizaban el 829-491-6076.

Asimismo, la cuenta a la que se le hizo el primer depósito de unos RD$26,000 pesos (cerca de 500 euros), es la 834714909 del Banco Popular a nombre de Samanta Rodríguez, cuya cédula también fue suministrada y consta en imágenes enviadas por el señor Bienvenido Trinidad.

Recibo del deposito. Fuente externa

¿Nueva modalidad?

Son cientos los casos que se investigan y los que han ido a la justicia del país, aunque éste en particular, gana especial interés, por las figuras que están siendo utilizadas para la extorsión.

Incluso, el propio exdirector del DICAT Roberto Román Contreras, en 2021 alertó sobre estas estafas, en las que según indicó, participan regularmente reclusos de diversas cárceles del país.

¿Cómo funcionan estas estafas?

En entrevista con un miembro del DICRIM, cuya identidad protegemos, el oficial explicó que la estrategia de los ciberdeliencuentes consiste en hackear las cuentas de redes sociales de una persona o crear una nueva y a través del robo de identidad, forjar vínculos afectivos e incluso íntimos con las víctimas, a quienes les incitan a tener cibersex (o sexo cibernético).

Toman esas grabaciones de pantalla y las editan, colocando imágenes de menores que luego son utilizadas como parte de la extorsión.

Como el juez José Alejandro Vargas, la identidad de miles de personas son robadas para estafas. Fuente externa

Mayormente, las víctimas son hombre y mujeres mayores, quienes desconocen de los peligros que este tipo de acción.

Otra de la modalidad utilizada es a través del robo secuencial de cuentas de WhatsApp, en las que luego de tener el acceso a una, buscan los contactos de familiares o amigos cercanos, a quienes le piden sumas de dinero considerables, que por tratarse de personas de confianza, son depositados por las víctimas.

Luego, introducen ese mismo número de teléfono en otro aparato y cuando a la persona le llega el código de confirmación, proceden a pedirle esos números que son “necesarios”, obteniendo directamente el control de esa cuenta y continuando con la cadena.

¿Desde dónde operan?

La fuente confirma que mayormente estos casos son ejecutados desde diferentes recintos penitenciarios del país y son difíciles de rastrear, debido a que los chips regularmente son adquiridos a nombre de personas que no tienen ningún vínculo con el recluso.

Hay 942 bolsonaristas presos
Las cárceles se han convertido en centros de operación de estas redes. Fuente externa

Esto se da, a pesar de que el uso de celulares está prohibido en las cárceles, aunque se ha convertido en una práctica regular sin que existan las requisas necesarias para evitarlo.

¿Qué se recomienda?

Lo recomendable es no aceptar extraños, ni abrir links (enlaces), así como no depositar dinero o enviar números de confirmación, aun cuando sea una persona cercana, a no ser que hayas confirmado mediante una llamada telefónica directa.

Esto porque si la cuenta de WhatsApp o cualquier otra plataforma está intervenida, te estarás comunicando con los mismos estafadores.

Facebook es una de las plataformas favoritas para los estafadores por el público al que va dirigido. ARCHIVO AFP PHOTO / Karen BLEIER /FILES

En caso de ser víctima de estafa, las autoridades a través del DICAT ofrecen una serie de pasos a seguir, que enumeraremos a continuación.

Leer. ¿Fue víctima de suplantación de identidad? Dicat explica qué se debe hacer

Para denunciar: Estafa, difamación, pornografía Infantil, acceso Ilícito Bancario, fraude Electrónico Empresarial, llamadas Molestosas…

Dirígete a una de las localidades DICAT habilitadas al momento en: Santo Domingo, destacamento de Verón y Palacio de la Policía de Santiago.

Para Santo Domingo Este, dirigirse a Fiscalía de Edificio Gaphre ubicado en la Charles de Gaulle.

Para Santo Domingo Oeste, dirigirse a Fiscalía de Las Palmas de Herrera.

En aquellas provincias donde aún no existan las oficinas, proceder a la fiscalía especializada más cercana; ubica las mismas en la página de @procuraduriagralrd

«Importante tomar en cuenta llevar al momento de su denuncia, las pruebas que soporten las mismas y su documento de identidad».

Para mayores detalles contacte 809 -688-6623 extensiones 101 y 102.