Roberto B. Saladín Selin – Haití y su lobby

A raíz de las situaciones políticas que se vivieron en Haití recientemente, el periódico The Washington Times publicó el 5 de marzo un artículo bajo la firma de Steve Miller, informando sobre los millones de dólares pagados por el gobierno de ese país a firmas de lobby en los EEUU, en el período 1999 2002, los cuales ascendieron a US$ 7.3 millones.

En los Estados Unidos, la actividad de los agentes que representan a países extranjeros es una actividad regulada por el Departamento de Justicia, adonde están registrados los agentes y el público tiene acceso a la información relacionada con los honorarios recibidos por las firmas de lobby, por lo que esa información es pública para todos los fines legales.

En el artículo comentado, salieron a relucir informaciones relacionadas con República Dominicana y con Honduras por vía de comparación, apuntándose que mientras Haití gastó en el período 1999 2002 unos US$ 7.3 millones, nuestro país con 8.4 millones de habitantes, en el mismo período gastó US$ 1.18 millones, de acuerdo a los registros del Departamento de Justicia. Honduras por su parte, con unos 6.5 millones de habitantes, gastó unos US$ 815.000 en ese período de cinco años.

Se asume que en caso de República Dominicana y Honduras, los honorarios cubiertos a firmas de lobby, al igual que otros países centroamericanos, estuvieron relacionados con la aprobación de la “Ley de Paridad”, más conocida como Caribbean Basin Trade Parnetship Act, en materia de exportación de confecciones y prendas de vestir a los EEUU, que después de la Iniciativa de la Cuenca del Caribe (ICC), que era una legislación muy importante para las exportaciones de las zonas francas industriales poder competir con México, después del Tratado de Libre Comercio (TLC), EEUU Canadá México, más conocido como NAFTA.

Una información que destaca el articulista del The Washington Times, fue que a pesar de los esfuerzos de los lobbistas de Haití, la ayuda exterior de los EEUU, descendió de US$ 200 millones al año, a mediados de los años noventa a unos US$ 100.0 millones en 1998, cayendo a US$ 52.0 millones en el 2003. Hay que asumir que en este período, se puso en vigor la suspensión de la ayuda exterior, por parte de los EEUU y de la Unión Europea (UE), excepto la ayuda humanitaria.

Otras informaciones interesantes destacadas en el artículo citado, se relacionan con el monto del presupuesto del gobierno de Haití en el 2001, ascendiendo los ingresos a US$ 273.0 millones y los gastos a US$ 361 millones, lo cual proyecta una idea del desempeño de la economía del vecino país y del tamaño de la misma.

En ese contexto de la economía de Haití, parecería un sueño, el reclamo presentado a Francia por el gobierno de Haití, de que se le restituyan unos 18 millardos de Euros, que equivaldrían a los aproximadamente 90 millones de Francos Oro, que Haití tuvo que pagar a los colonos franceses en 1825, para que Francia, le otorgara su reconocimiento diplomático a Haití, reclamación que fue desestimada por Francia, recientemente.