Robinson Canó se adueña de Clásico

MIAMI, Florida. El intermedista dominicano Robinson Canó ha sido la cara de la escuadra quisqueyana en las primeras dos rondas del Clásico Mundial de Béisbol.

Su estilo de juego alegre y producción abismal con el madero lo ha convertido en la marca registrada de la novena que llega invicta a la ciudad de San Francisco para celebrar la semifinal contra Holanda.

Pero para Canó, que fue elegido como Jugador Más Valioso de la segunda ronda del Clásico y que ya había ganado el mismo premio en la primera vuelta en Puerto Rico, su trabajo aquí no tiene que ver con premios individuales.

“Dos MVP, eso está bien. Pero para mí lo más importante es avanzar. No me gané el MVP yo solo, lo hice gracias a mis compañeros de equipo que han hecho un gran trabajo, que han estado en base cuando yo he llegado a batear y que me han remolcado cuando yo he estado en base”, dijo Canó en una rueda de prensa posterior a la victoria 2-0 sobre Puerto Rico que llevó al conjunto criollo a terminar como líder de grupo.

Canó tiene un promedio general de .565 en el Clásico y no se ha ido en blanco en ninguno de los seis compromisos quisqueyanos.

Con un bateo de .417 en la segunda ronda, el petromacorisano le disputo el premio de Jugador Más Valioso a su compañero de equipo Fernando Rodney, que salvó los tres encuentros que se celebraron en el Marlins Park. “Sé que le pelee el premio del Más Valioso a Rodney, pero como yo soy más buenmozo me lo gané”, bromeó Canó.

Canó también dio mucho crédito al trabajo que ha realizado el dirigente Tony Peña, como motivador de todos y cada uno de los peloteros. “El manager que tenemos nos da gran energía. El hace su chercha y nos motiva a dar el 100 por ciento de nosotros mismos”, indicó.