Robo provocó que doméstica matara a mujer en torre

Rueda de prensa en el Palacio de Justicia de Ciudad Nueva, encabezad por Rosalba Ramos.
24-3-2019 HOY/ Ariel Gòmez
Rueda de prensa en el Palacio de Justicia de Ciudad Nueva, encabezad por Rosalba Ramos. 24-3-2019 HOY/ Ariel Gòmez

El robo de medio millón de pesos y joyas, fue el móvil de la muerte de la señora Cristina García T orne por parte de su empleada doméstica, Fatín Leonarda Falcón Alvino, de 34 años de edad.
La información la ofreció ayer la fiscal titular del Distrito Nacional, Rosalba Ramos, quien aseguró que en las próximas horas solicitará medida de coerción contra Falcón Alvino, mientras la policía persigue a Juan Gabriel Germán Cabrera (La Garza o Gaviota), esposo de la doméstica, quien fue cómplice en el hecho de sangre. La española Cristina García Torne, de 49 años de edad, hallada muerta el pasado viernes 22 de marzo en su residencia ubicada en Torre Pedro Henríquez Ureña, apartamento 12 Norte, sector La Esperilla en el Distrito Nacional

Según el informe de la investigación, el marido de la apresada se hizo pasar por mensajero para recoger el dinero y las prendas que había sustraído su compañera, ya que en el edificio no permiten a los empleados bajar con paquetes.
Cuando la propietaria se percató de lo que estaba ocurriendo y tras dos llamadas realizadas a su esposo, se frustró parte del plan de los implicados, por lo que la trabajadora al sentirse descubierta, respondió dándole varias estocadas con arma blanca a la señora García, ocasionándole la muerte y escapando por el área de servicio.
Ramos explicó que tienen evidencias que fueron captadas en las cámara instaladas en la exclusiva torre en el Distrito Nacional.
En el lugar del hecho la policía científica colectó un celular, marca Iphone, propiedad de García Torne, un abrigo negro, hebras de cabello en las manos de la occisa, un cuchillo de once pulgadas color mamey en el área de servicio y varias manchas de sangre dentro del apartamento.
La fiscal del Distrito Nacional explicó que en la labor conjunta del Ministerio Público y la Policía Nacional han recabado suficientes evidencias testimoniales, materiales y visuales del momento en que el prófugo se hizo pasar por mensajero para penetrar a la vivienda con la complicidad de su compañera sentimental.
El hecho ocurrió el viernes pasado a las 3.30 de la tarde.