Robos de vehículos causan pérdidas a aseguradoras

Los robos de vehículos, de piezas automotrices y roturas de cristales se ha convertido en un gran problema para las empresas aseguradoras, ya que el año pasado pagaron más de RD$700 millones a personas afectadas con esas acciones delictivas.

“Se han duplicado los robos en los últimos cuatro o cinco años. Estamos hablando de que en el 2003 fueron 553 las unidades robadas y RD$700 millones el monto pagado por ese concepto”, dijo Simón Miguel Mahfoud, presidente de la Cámara de Aseguradores y Reaseguradores (CADOAR).

Añadió que el monto pagado en el 2003 por robos de vehículos no incluye los gastos en la compra de piezas robadas y en la reparación de las unidades dañadas por los malhechores, quienes usan técnicas diversas para cometer sus fechorías.

Sostuvo que según las denuncias sobre las acciones de los ladrones de autos, ya estos no diferencian marcas, sino que roban lo que encuentran más fácil, que puede ser el vehículo o las piezas.

“Pero muchas veces lo que hacen es romper el vidrio para llevarse el equipo de música, los sillones y otros objetos. En algunos casos, sólo dejan el cascarón. En esos casos la empresa aseguradora tiene que pagarlo como si fuera completo”, dijo Mahfoud.

En los últimos meses, la proliferación de roturas de vidrios para sustraer objetos dentro del vehículo, se ha convertido en un dolor de cabeza para las miles de personas afectadas.

Ese tipo de acción se comete en lugares públicos, principalmente en las afueras de tiendas y restaurantes, cuyos propietarios se hacen los desentendidos, a pesar de que deben tener mayor vigilancia en esos lugares.

La compra y reparación de cristales puede costar entre los RD$500 y hasta RD$100,000, según la marca y el año del vehículo, conforme explicaron propietarios de talleres.

Mahfoud llamó a la población a tomar mayores medidas de seguridad, igual que los propietarios de establecimientos donde con frecuencia acuden personas a buscar sus servicios o de lo contrario asumir los gastos.

A su entender, aunque la compañía aseguradora pague a los afectados, los trámites toman dos o tres meses, por lo que entiende que los dueños de vehículos también pierden algo.

“Los organismos de seguridad del Estado también deben poner más de su parte, haciendo esquema de recuperación y los propietarios de vehículos no deben dejarlos en lugares donde no se les ofrezca seguridad suficiente”, consideró.