Robots  de cine en la vida diaria

http://hoy.com.do/image/article/417/460x390/0/FF5469B9-BE55-4117-80F5-537A756100E9.jpeg

REDACCIÓN INTERNACIONAL.  EFE.  La convivencia del hombre con robots dotados de “almas de silicio”, en casa, en el colegio o el trabajo ya no es ciencia ficción. sino  el presente y ocurre con el humanoide hispano-emiratí Reem-B, las libélulas holandesas Delfly o el astronauta español Topolino.

Sus creadores hablaron con Efe en el Museo de la Ciencia de la Fundación La Caixa en Alcobendas (Madrid), que acogió la jornada “Almas de silicio”, para hablar de sus líneas de investigación y desarrollo (I+D), el grado de autonomía logrado y los materiales de estas máquinas inteligentes.    El robot creado en Barcelona Reem-B no habla por ahora catalán, pero camina y coge una lata de refresco y ante todo, lo que lo hace “único en Europa” es que su “batería dura dos horas”, es capaz de levantar 30 libras y “crear mapas de su entorno”, señaló a Efe David Faconti, de la empresa PAL Technology (www.pal-robotics.com).

Con un peso de 132 libras  y una altura de 1,60 metros, este robot -financiado por una empresa abudabí- te mira a la cara y te reconoce posteriormente, se mueve con una facilidad “comparable con el nivel japonés” en robótica y lo más interesante es que es capaz de llevar 30 libras con sus brazos que articulan una cuarentena de ergonomías.