Rodrigo Leão muestra su cara “más seria y dramática” en el álbum “O Retiro”

Rodrigo

Madrid. El músico portugués Rodrigo Leão resume sus tres décadas de carrera en “O Retiro (El Refugio)”, un disco que ha grabado con la orquesta Gulbenkian, “la mejor de Portugal”, y que, según afirma en una entrevista con Efe, es “el más serio y dramático” de su trayectoria.   Leão (Lisboa, 1964), que tiene “en mente” ofrecer conciertos en España en 2016, aunque aún sin fechas cerradas, explica que la música recogida en el álbum transmite “paz y tranquilidad”, así como una melancolía que “no es triste sino que invita a la esperanza”.

Encontrarse en un momento de “reflexión espiritual” y la ilusión por cumplir su “antiguo sueño” de hacer música para una orquesta fueron los motivos que empujaron al artista a construir en “O Refugio” un “universo musical” como síntesis de sus 30 años de carrera.

El primero de los seis meses que le llevó componer este álbum estuvo marcado, según confiesa el lisboeta, por una “cierta tensión”, que posteriormente superó siguiendo la senda de “la intuición, el instinto y la simplicidad”.   Leão, que ha colaborado a lo largo de su carrera con artistas “tan distintos” como el director de cine Wim Wenders, el cantante de tango Daniel Melingo o el vocalista del grupo The Divine Comedy, Neil Hammon, ultima ahora un nuevo álbum, que se llamará “Life is long”, en colaboración con el australiano Scott Matthew.

El portugués afirma que en su música existen influencias “desde el tango hasta el pop británico pasando por los sonidos clásicos”.   Mención aparte merece para Leão el fado ya que, en su opinión, es un estilo que todos los portugueses llevan “dentro”.   “Creo que el futuro de la música es prometedor, aunque caminamos en una dirección que nadie conoce”, señala el músico y compositor, para quien el cambio de siglo trajo consigo una “gran crisis” de la que, según afirmó, se está saliendo gracias a la innovación y a internet.