Románticos destinos

http://hoy.com.do/image/article/148/460x390/0/24D446B4-0E18-4EC5-A469-5DC773725B00.jpeg

NELLY RAMÍREZ
n.ramirez@ hoy.do

El amor, en sentido general,  es lo que mantiene viva la chispa de la vida. Si no existe este aliciente, el mundo y todo lo que gira a su alrededor se convierte en una  pura y simple monotonía. Por eso es necesario regar cada día la semilla que hace brotar este sentimiento, especialmente en las relaciones de pareja.

Este mes de febrero, dedicado al amor y la amistad, y que muchos lo consideran  simplemente un día comercial, es una fecha ideal para dejarse llevar por esa corriente y mimarse un poco  en alguno de los lugares inolvidables que abundan en  los cuatro puntos cardinales de  República Dominicana.

Independiente del significado que para usted tenga este día, puede aprovecharlo para cambiar de escenario, y para ello, solo hay que pensar por un instante y elegir el lugar más conveniente y apropiado  a sus pretensiones y gustos.   

La ocasión es propicia para buscar un destino romántico donde  encender aun más la llama del amor, para dedicar un tiempo a renovar la relación con una “escapada” fuera de la rutina diaria. Con esto  en mente, ¡qué mejor que uno de los hoteles que hay en los distintos puntos del país para que usted, su pareja y la naturaleza sean los protagonistas.

Paradisus Palma Real.  Este paradisiaco lugar, localizado en Bávaro, en la zona este del país, cuenta con una exuberante infraestructura que combina un ambiente moderno autóctono en el Caribe con facilidades de primera. 

Es un hotel de lujo con la categoría del “todo incluido” a solo 20 kilómetros de distancia y 20 minutos del del aeropuerto Internacional  de Punta Cana.

The Golf Suites.  Ofrece un ambiente ideal para una inolvidable luna de miel, renovar los votos de amor o celebrar por la relación.

Tiene un entorno de ensueño, con un ambiente exclusivo para la relajación e intimidad, con  atenciones personalizadas.

Para completar una encantadora estadía, los recién casados pueden compartir juntos una sesión de masajes, deleitarse con una degustación de cocteles en el bar  “El Patio” y disfrutar de un hermoso atardecer en el club de playa.

Sivory Punta Cana.  Es un exclusivo hotel en la zona este del país, que cuenta con  playa privada y  amplia vegetación, un elemento

Victorian House.  Es un  hotel  romántico reconocido por su  calidad y excelencia en sus  servicios,  ubicado en la costa norte del país, en la “Novia del Atlántico”, Puerto Plata. 

El hotel El Embajador.  Por su decoración y locación, éste  es un magnífico y lujoso hotel 5 estrellas. Pese a estar situado en el área residencial de la ciudad, está rodeado de amplios jardines, lo que le da un toque sumamente romántico. 

El Hotel Gran Bahía Príncipe Cayacoa.  Se encuentra situado entre la Bahía de Samaná y la Bahía Escocesa, dos  hermosos tesoros del mundo.

Casa Bonita en Barahona.  Es uno de los mejores destinos hoteleros en el pueblito de Baoruco, a 14 kilómetros de la cuidad de Barahona. Es el mejor sitio para quienes buscan tranquilidad, ya que se encuentra sobre una loma con vista al río Bahoruco y al mar Caribe.

La ruta a seguir

El destino ideal

Cualquiera de estos destinos en cualquier punto cardinal: sea Norte, Sur, Este u Oeste, es una buena opción para celebrar en el mes dedicado al amor. Aún tiene tiempo para reservar y disfrutar con la persona amada de sus paradisíacos entornos. Elija el de su agrado y conveniencia, tanto por sus atractivos como por las ofertas que brinda

Antes de elegir 

1.  Estudie su disponibilidad de transporte. Recuerde que si va al interior necesita un vehículo seguro y confortable.

2.  Busque los números telefónicos del que prefiera y llame para obtener más información en cuanto a precio,  atractivos, confortabilidad y locación, y seleccionar el que más se ajuste a sus fantasias.

3.  Cuando reserve, averigüe si los servicios son  en la modalidad “todo incluido”  o de servicios personalizados

4.  Aproveche este viaje para incrementar la llama de la pasión y para convivir en pareja en un lugar aislado de la monotonía diaria, algo necesario tanto si lleva algunos años de casado(a) como  si la relación a penas comienza. Es una buena manera para hacer realidad sus sueños de pareja.