Romney y Ryan son arrastrados a debate sobre el aborto

Carolina del Norte, EE.UU. AP. La dupla republicana que se postula en las elecciones presidenciales, Mitt Romney y Paul Ryan, ha ingresado al debate de temas sociales polémicos.

Tratando de dar respuesta a las diferencias en sus posturas personales sobre el aborto, cuando faltan sólo unos días para la convención nacional de su partido en la que habrán de mostrar unidad.  

Mientras persistía la controversia, el presidente Barack Obama y Romney se lanzaban críticas a distancia sobre diversos temas, como la educación y el déficit fiscal.  

El interés sobre el aborto se reavivó ayer en torno a la fórmula presidencial republicana tras los comentarios sobre “violación legítima” que efectuó el legislador republicano Tod Akin, candidato por Misurí a una banca del Senado federal.  

Debido al alboroto político causado por las declaraciones de Akin, tanto Romney como líderes del partido exigieron al legislador que abandonara la contienda por el Senado.  

Las preguntas sobre el aborto eclipsaron los actos de Romney y Ryan en Iowa, Carolina del Norte y Virginia, estados convertidos en campo de batalla electoral y que Obama ganó en 2008. La convención republicana está prevista para la semana entrante en Tampa, Florida.  

Obama habló ante simpatizantes en Nevada, el estado con la tasa más alta de desempleo en la nación, 12%, antes de dirigirse a un acto de recaudación de fondos en Nueva York que estuvo decorada con motivos de baloncesto.  

Desde que seleccionó a Ryan como compañero de fórmula, Romney ha enfrentado preguntas sobre las discrepancias entre sus posiciones y las de Ryan, arquitecto de un controversial proyecto presupuestario que modificaría considerablemente Medicare, el seguro médico gubernamental para personas de 65 años de edad o más e incapacitados de cualquier edad.  

Sobre el aborto, Romney no se opone a esta práctica en casos de violación e incesto, o para salvar la vida de la madre, en tanto que Ryan es contrario en casos de violación e incesto.  

En entrevista con un canal televisivo de Pensilvania, Ryan destacó a Romney como la figura central de la fórmula presidencial republicana. Ryan afirmó que está orgulloso de su propio historial en temas sociales.  

“Defiendo mi historial contra el aborto en el Congreso. Es algo de lo que estoy orgulloso. Pero Mitt Romney es la figura principal en la fórmula, Mitt Romney será presidente y fijará la política de su gobierno”, apuntó. 

Ryan defendió un proyecto de ley que el coauspició en la Cámara de Representantes para prohibir de manera permanente la financiación federal al aborto, salvo en casos de incesto y violación “forzada”.