Roosevelt y Tepo Piden atletas estudiar y esforzarse

6B_Deportes_11_2,p02

Los nuevos inmortales del Deporte, Roosevelt Comarazamy, Máximo- Tepo- Tapia y Alfonso Soriano, proclamaron ayer que llegar hasta el Pabellón de la Fama es uno de los anhelos de todos los deportistas y ellos lo han conseguido con mucho esfuerzo, sacrificio y tesón.
Alfonso Soriano afirmó que tuvo que trabajar muy duro para llegar a las grandes ligas y poderse mantener. “Quiero agradecer a mi esposa, a mis familiares que siempre estuvieron conmigo, a mis entrenadores”, dijo.
También deseo dedicarle esta exaltación a mi madre, que nunca me dejó solo y gozaba mis triunfos y sufría mis contratiempos.
De su lado, Roosevelt Comarazamy pidió a la nueva generación de la crónica deportiva que no se dejen absover por la tecnología y que también estudien e investiguen cada día. Comarazamy contó varias anécdotas cuando jugaba beisbol. Solo tomó dos turnos en la pelota y fueron un elevado al receptor y a la primera base. Luego, jugando conectó un foul que quebró el vidrio de un cadilac que llevaba la placa con varias estrellas que decían Rafael Leonidas Trujillo. Se oyó la frase “A correr fanaticos”. Como abogado, en su primera audiencia, el magistrado Víctor Garrido le voceó, “Roosevelt que juegazo tiró Mario Soto”. También en sus viajes al extranjero cubriendo el voleibol ingirió caballos, en Argentina, culebra en China, alacranes en Hong Kong, cocodrilos en Filipinas y Perro en Korea. “Ese entrenamiento lo hizo en la Romana comienzo hocico de puerto, oreja cadenta, buche y patitas”, dijo Comarazamy mientras todos reían de buenas ganas.
Tepo Tapia. El nuevo inmortal en basket, Máximo Tepo Tapia, afirmó que desea agradecer a Pablo Reyes (El Señor Tomás) del Palacio de los Deportes por abrirles las puertas para llegar al baloncesto. “Entré por la puerta pequeña y salí por la puerta grande”, dijo. Agradeció a su madre y sus familiares por todo el apoyo que les brindaron durante toda su carrera, así como al Club Rafael Barias.