Rosberg se impuso en Australia; Alonso sufre aparatoso accidente

21_03_2016 HOY_LUNES_210316_ Deportes6 B

El alemán Nico Rosberg (Mercedes) se convirtió en el primer líder del Mundial de Fórmula Uno, al ganar ayer domingo el espectacular Gran Premio de Australia, marcado por el aparatoso accidente del español Fernando Alonso (McLaren), por fortuna, sin mayores consecuencias.

Rosberg, subcampeón mundial los dos pasados años, logró su decimoquinto triunfo en la categoría reina del automovilismo en el circuito de Albert Park de Melbourne, donde ganó por delante de su compañero y gran rival inglés Lewis Hamilton, triple campeón del mundo tras el curso pasado, que había salido desde la ‘pole’. Ambos firmando un nuevo ‘doblete’ para Mercedes, la gran dominadora de los últimos dos años, que puede resultar engañoso, si solo se mira la clasificación de la primera de las 21 carreras del Mundial más largo de la historia, en la que el español Carlos Sainz (Toro Rosso) acabó noveno, por delante de su compañero holandés Max Vestappen.

El alemán Sebastian Vettel, líder del cuatrienio glorioso de Red Bull entre 2010 y 2013, fue tercero en Melbourne y demostró que Ferrari puede ser firme oposición a las ‘flechas de plata’. Al menos así se dejó entrever en Albert Park, donde ‘Seb’, tercero en la calificación del sábado -con nuevo y muy controvertido método-, rebasó antes de la primera curva a los dos Mercedes, sorprendidos también por el otro Ferrari del finés Kimi Raikkonen.

Hamilton, que había firmado su quincuagésima ‘pole’, salió fatal y descendió al sexto puesto, superado asimismo por Verstappen y el brasileño Felipe Massa (Williams) -quinto este domingo, por detrás del local Daniel Ricciardo (Red Bull)-, que lo ‘taponó’ durante las primeras cuatro vueltas.

Cuando Rosberg hizo su primera parada, en el decimotercer giro (del superblando al blando, elegidos por el suministrador único de neumáticos, junto al medio, en el primer año en el que se lleva un tercer compuesto), Vettel -que le ‘copió’ en la siguiente vuelta- lideraba provisionalmente la prueba por delante de Kimi, con Verstappen tercero y Hamilton en cuarta posición. Poco antes del accidente que hizo guardar la respiración a los aficionados y del que Alonso, duodécimo en la calificación y que arrancó undécimo, por la sanción en parrilla del finés Valtteri Bottas (Williams) -octavo en Melbourne-, salió, por fortuna, ileso. El doble campeón mundial asturiano (2005 y 2006, con Renault), que en 2003 logró en esta pista los primeros puntos de su brillante carrera en F1, sufrió un aparatoso accidente en la decimoséptima de las 58 vueltas de la carrera. Cuando pretendía adelantar el mexicano Esteban Gutiérrez, de regreso con la nueva Haas a la categoría reina del automovilismo, en la que debutó en 2013 con Sauber, para la que pilotó dos años antes de ser probador el año pasado en Ferrari. Al intentar rebasarlo antes de la tercera curva, el coche de Alonso golpeó con su neumático delantero derecho la rueda trasera izquierda del monoplaza del mexicano.