Rousseff: Violencia contra mujer evidencia sociedad sexista; dice es motivo de vergüenza para todos

Presidenta Dilma Rousseff

BRASILIA. AFP. La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, aseguró el lunes que la violencia contra la mujer muestra que la sociedad es aún sexista y con prejuicios, pero que en su país se esfuerzan para enfrentar ese problema.

“Hoy es el Día Internacional de la No Violencia contra la Mujer (…) La violencia contra la mujer avergüenza a una sociedad que infelizmente, aún es sexista y con prejuicios”, dijo Rousseff en su cuenta de Twitter.

“Existe una forma de prejuicio del más fuerte contra la mujer, sólo por el hecho de ser mujer”, agregó.   Rousseff, la primera mujer presidente de Brasil, que asumió el poder el 1 de enero de 2011 y tiene altas chances de ser reelecta en los comicios del año próximo, recordó las leyes que ha aprobado su país para combatir la violencia de género.

Unas 50.000 mujeres murieron en Brasil por violencia de género entre 2001 y 2011, revela un reciente estudio del Instituto de Investigación Económica del Gobierno (IPEA).

En tanto, de acuerdo con un estudio del Instituto de Seguridad Pública (ISP) difundido en septiembre, cada hora, siete mujeres son agredidas en el estado de Rio de Janeiro, la mayoría por su marido o expareja, y las jóvenes menores de 14 años son las principales víctimas de violaciones.

En 2006, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva sancionó la ‘ley Maria da Penha’, que impone penas más duras por violencia doméstica, en homenaje a una química de Ceará (noreste) que luchó durante más de una década para que su marido, un profesor universitario colombiano, fuese condenado por intentar asesinarla dos veces en medio de ataques de celos, y por haberla dejado parapléjica.

Su marido fue finalmente condenado a ocho años de cárcel, pero fue excarcelado tras dos años de reclusión.   El número de teléfono del gobierno 180, de atención a la mujer en casos de maltratos y agresiones, recibió 730.000 llamadas en 2012.