Royal y Sarkozy inician duelo

http://hoy.com.do/image/article/301/460x390/0/7DADBF53-3CF6-4BB6-8103-77FBF8FADA71.jpeg

París, (EFE).- La batalla por el voto centrista que libran la socialista Ségolène Royal y el conservador Nicolas Sarkozy en su carrera por el Elíseo arreció hoy, a doce días del duelo final.

Pero todo indica que el líder centrista François Bayrou, que se situó tercero y obtuvo casi siete millones de votos en la primera ronda de las Presidenciales del pasado domingo, no dará mañana en rueda de prensa consigna de voto para el 6 de mayo.

Royal señaló hoy que si Bayrou, líder de la centrista Unión por la Democracia Francesa (UDF), apoya su pacto presidencial, habrá ministros de la UDF en el Gobierno, en caso de victoria.

La candidata socialista, que invitó ayer a Bayrou a un “diálogo abierto” sobre posibles temas de convergencia como Europa, la educación, la ecología y el empleo, ha propuesto una sesión de trabajo con representantes de ambas partes y consideró posible añadir “cosas” a su proyecto presidencial.  A preguntas de la prensa en Montpellier (sur) tras un mitin esta noche, Royal destacó que si Bayrou la apoyase, ella “sacaría todas las consecuencias” para su mayoría presidencial, lo que supondría la inclusión de miembros de la UDF en el Gobierno.

Sarkozy, por su parte, que protagonizaba un mitin cerca de Ruán (noroeste), afirmó que sus “amigos de la UDF son bienvenidos”. 

“Todos los que se nos unen lo hacen libremente”, dijo el candidato de la conservadora UMP, tras recibir el apoyo del alcalde y diputado de Ruán, el centrista (UDF) Pierre Albertini.  Un sondeo divulgado hoy indica que se acorta la distancia entre los dos contrincantes.

Sarkozy ganaría a Royal con el 51 por ciento de los votos, según una encuesta de TNS-Sofres.

Las seis anteriores realizadas tras la primera vuelta del pasado domingo daban al postulante conservador ganador con un margen del 52 al 54 por ciento de los votos.

Sarkozy, que se situó a la cabeza el pasado domingo con el 31,18 por ciento de los sufragios (más de cinco puntos por encima de Royal), acusó a los socialistas de “negociar alianzas”.

Dijo que “negocian con la extrema izquierda” y “sueñan hacerlo con el centro” para formar un bloque “con la única voluntad de oponerse” no a sus ideas sino a su persona.

Advirtió de que un bloque así “no se puede proponer, porque sus integrantes nunca se pondrían de acuerdo en nada” y denunció el “frente de odios, intolerancias y sectarismos” contra él.

La de Ségolène Royal es una izquierda “que no quiere unir a los franceses, sino dividirlos, que razona en términos de lucha de clases y pretende tener el monopolio de la generosidad y la justicia”, dijo Sarkozy en Ruán ante miles de seguidores.

Aseguró que no construirá “coaliciones artificiales ni negociará compromisos” con otras fuerzas, ya que prefiere “ir hacia el pueblo y no hacia los partidos”.

Pero allegados de Sarkozy plantearon la idea de la creación de un nuevo partido centrista, independiente, que se integraría en la nueva mayoría.

Desde Montpellier, Royal también atacó a su rival.

El 6 de mayo “la elección es clara. Hay dos caminos posibles”, el de “la división y el de la reconciliación”, el de la “reconducción de la mayoría saliente y su candidato, sus métodos, sus fracasos repetidos” y “el cambio de política”, dijo la primera mujer con posibilidades de auparse al Elíseo.

“Hay la elección entre el candidato apoyado por (el ex primer ministro italiano Silvio) Berlusconi y la candidata apoyada por Zapatero”, agregó Royal, a la que el presidente del Gobierno español había apoyado tres días antes de la primera ronda electoral.

Royal, que obtuvo el 25,87 por ciento de los votos el pasado domingo, anunció hoy que el primer ministro italiano, Romano Prodi, la acompañará en un mitin en Lyon (sureste) el próximo viernes.

En Montpellier la precedió en el podio el eurodiputado alemán Daniel Cohn-Bendit, que pidió el apoyo del centrista Bayrou.

“François, has apoyado a Romano Prodi contra Berlusconi (…), quien apoya a Nicolas Sarkozy. Por tanto, tienes que apoyar” a Royal, dijo Cohn-Bendit, y saludó la iniciativa de la candidata de abrir un diálogo con los electores del centro.

Bayrou se reunió hoy con los parlamentarios de la UDF para planear su estrategia y pasar revista al panorama para las Legislativas de junio y al futuro del partido.

Según legisladores de la UDF, Bayrou no dará consignas de voto en la rueda de prensa de mañana y planteará la creación de una nueva fuerza política de centro. EFE