ROZANDO LA MALLA
Humildad de Horford

JOSÉ CÁCERES
j.caceres@hoy.com.do
Cuando un hogar de empecina en darle buena educación a sus hijos, y éstos lo asimilan, tarde o temprano, los frutos se recogen.

No soy del entorno familiar de mi amiga Arelis Reynoso, aunque si he tenido una bonita amistad con ella desde que Horford era un niño en la década de los 90.

Se le nota la clase de gente que es  al hablar, al caminar.

Tiene los pies sobre la tierra. No tiene por qué ser altanero, si tiene zapata para soportar la fama y el dinero.

Muy merecido el premio del “Atleta del Año” de la ACD.

Dos elecciones

El viernes habrá dos elecciones en la Federación de Tenis de Mesa.

Una en el COD, la del grupo de Juan Vila y la otra, de la facción de Francisco Boyero y Mario Alvarez, en el Pabellón del Parque del Este.

El COD tiene una “papa caliente”  con ese caso.

Soy de opinión que lo dejaron llegar muy lejos. En la asamblea del pasado 10 de diciembre se debieron tomar las primeras medidas.

Cada quien maneja su casa como le parece, si hubiese el COD en la primera reunión en enero, llamaba las partes en pugna y rían, dictaba una resolución. Claro, como no soy, veo las cosas desde las gradas.