ROZANDO LA MALLA
La carta leída al revés

JOSÉ CÁCERES
j.caceres@hoy.com.do
No quería tocar el tema que vive el caso de la Federación de Tenis de Mesa, luego que doña Matilde Soto de Alvarez le enviara una carta publica a su hijo, Mario Virgilio.

Pero, por respeto a mis lectores, debo hacerlo.

Lo haré por lo siguiente: La he leído al derecho, por los lados, boca-abajo, de espalda, por la mañana, por la tarde y por la noche. También la leí de espalda, boca-arriba y por todos los lados me dio el mismo resultado: Cuánta razón tiene doña Matilde.

Sabía que tenía conocimientos de Deportes por sus grandes vivencias, pero no la ubicaba como fina redactora. ¡Que pluma, mi doña¡. Mike Tyson es una “mano de bingo” a su lado.

 No he hablado con  Mario Alvarez Soto, sobre la carta, ya que es algo muy personal, familiar y no invado ese terreno sagrado.

Cuanta razón tiene doña Matilde. Conoce al “tuerto durmiendo y  al cojo caminando”.

Lo juro, ha puesto a pensar a mucha gente en el movimiento deportivo. Me lo han hecho saber por diferentes vías.

Es una carta que habrá que tomarla como referencia en del deporte nacional. Es una radiografia tirada con una cámara digital  2009” con el lente más moderno y aprovechó para hacerla en un lugar donde habían mucha gente que no sabía serían fotografiada de esa manera.

Mario es afortunado

El inmortal del Deporte, Mario Alvarez Soto, tiene otra gente quien le escriba. Ya lo había hecho por años su padre, Mario Alvarez Dugan. Que dichoso es Mario.

Es un ser humano afortunado. Mientras muchos no han escrito ni una X del caso de Tenis de Mesa, doña Matilde le escribió.

A los que han opinado señalando que Mario no tenía razón, sin urgar, ni investigar a profundidad,  doña Matilde también les respondió.

La historia los juzgará

Los que han actuado mal, dándole de lado al problema, Dios y la historia los juzgará. Por todos pido salud a Dios  para ver algunos dándose en el pecho. A mi también me juzgarán.