Rusia impedirá ataques cerca de sus fronteras

MOSCU (AFP).- Rusia reaccionará de manera “extremadamente negativa” ante cualquier ataque militar cerca de su frontera y hará cuanto sea necesario para impedirlo, afirmó este martes el viceministro de Relaciones Exteriores, Andrei Denissov, en momentos en que aumenta la presión internacional sobre Irán.

“Cualquier acción militar cerca de nuestra frontera es inadmisible. Lo consideramos de manera muy negativa y haremos todo lo posible para oponernos” a ello, dijo Denissov en una conferencia de prensa, citado por la agencia Interfax.

Rusia, que no cuenta con una frontera terrestre con Irán, comparte el litoral del mar Caspio con Teherán, Azerbaiyán, Turkmenistán y Kazajstán.

Consultado acerca de si Rusia teme eventuales ataques estadounidenses contra Irán, el Ministro respondió: “Por supuesto que sí”. Paralelamente, el general Yuri Balouievski, jefe del Estado Mayor de Rusia, alertó a Washington en torno a “cualquier ataque militar a Irán”, lo que sería “un grave error político” y no otorgaría la “victoria” a los estadounidenses. Washington ha reforzado recientemente su presencia naval en la zona del Golfo y enviado un segundo portaaviones como parte de su grupo aéreo y naval, que constituye la mayor concentración militar estadounidense desde la invasión de Irak en 2003.

Estados Unidos ha desmentido que pretenda efectuar ataques aéreos contra Irán.

Sin embargo, en febrero, el vicepresidente estadounidense, Dick Cheney, advirtió que “se mantienen todas las opciones sobre la mesa”, a fin de impedir “el grave error” que significaría, según él, dejar que Irán desarrolle armas nucleares.

Estados Unidos sospecha que Irán pretende fabricar armas nucleares bajo el amparo de un programa atómico civil, acusación que Teherán ha desmentido en reiteradas ocasiones.