Sacerdotes consideran situación es dramática

SANTIAGO.- El grupo sacerdotal “Helder Cámara” denunció ayer aquí que el pueblo dominicano está viviendo una situación crítica y dramática debido al aumento de los problemas sociales, económicos y políticos, y las autoridades que eligió para gobernarlo lucen “apáticas e indiferentes”.

En un documento público entregado en la redacción de este diario por el reverendo Ramón Ramos(Nino), el grupo solicita a los dominicanos no perder la calma y las esperanzas en un futuro mejor.

“Llamamos a nuestro pueblo a la unidad, organización y solidaridad entre todos los sectores del campo y la ciudad”, precisa el documento.

Señala que la situación social está tan mala que en cualquier momento puede estallar.

“Los dominicanos han perdido la credibilidad en quienes fueron elegidos para dirigir los destinos de la Patria”, subrayan los sacerdotes católicos.

Indican que en nuestros hospitales los pacientes pobres se mueren por falta de oxígeno o por una pinta de sangre.

“La prepotencia, el afán de lucro, el autoritarismo y militarismo han llegado al extremo con nuestro compañero Rogelio Cruz, a quien el Estado dominicano pretende deportar y a quien han obligado a callar su voz profética con la falsa acusación de que representa un peligro para la democracia”, sostienen los religiosos.

Llamaron a todos los religiosos, laicos y laicas del país para que denuncien por todos los medios de comunicación las precariedades que sufre la nación.

Además de Nino Ramos firman el documento por el grupo Helder Cámara, los reverendos Regino Martínez Bretón, Carlos A. Piantini, Juan Rosario, Leoncio Mosquea, Leonardo Adames y Ramón Alejo de la Cruz.