Saddam prefiere fusilamiento

http://hoy.com.do/image/article/198/460x390/0/C0E45F0F-D66F-416D-AD9C-060D092A9A7C.jpeg

BAGDAD (AP) _ Saddam Hussein, compareciendo en su juicio por primera vez desde que fue hospitalizado por estar en huelga de hambre, dijo el miércoles que si lo sentencian a muerte, preferiría el paredón de fusilamiento que la horca.

“Le pido, siendo usted un iraquí, que si llega a un veredicto de muerte, de ejecución, recuerde que soy un militar y debo de ser muerto por un pelotón de fusilamiento y no ahorcado como un criminal vulgar’’, dijo un delgado y combativo Saddam durante la audiencia al juez que preside el caso.

El juez Raouf Abdel-Rahman le recordó a Saddam que el juicio no había terminado, por lo que la corte no tenía un veredicto. Las ejecuciones en Irak suelen ser en la horca.

Al iniciarse la sesión en el distrito fortificado de la Zona Verde, controlado por Estados Unidos, el derrocado presidente recibió autorización para hacer una declaración, en la que insistió en cuestionar la validez e imparcialidad de la corte que podría condenarlo a muerte en la horca.

Saddam y siete ex funcionarios están bajo proceso desde el 19 de octubre por el asesinato y tortura de chiítas en Dujail, luego de un intento de asesinato en contra del entonces dictador. La fiscalía ha pedido la pena de muerte para Saddam y dos de los acusados.  “Fui traído contra mi voluntad directamente desde el hospital’’, dijo Saddam al juez.

“Los norteamericanos insistieron en que viniera contra mis deseos. Eso no es justo’’, añadió.

“Si usted fuera un verdadero iraquí, sabría que su país enfrenta una situación extraordinaria. No solamente nos resistimos a esta ocupación. No la reconocemos. No reconocemos todas las decisiones que ha tomado, entre ellas la de nombrar a un así llamado gobierno y a esta corte que usted representa’’, dijo.

El juez lo interrumpió, diciéndole que “usted no fue traído en contra de su voluntad. Aquí está el informe médico, e indica que usted se encuentra en buen estado’’.

“Yo nunca dije que estaba enfermo. Realizaba una huelga de hambre’’, señaló Saddam.

Su última presentación ante la corte fue el 19 de junio, cuando el fiscal principal, Jaafar al-Moussawi, le pidió a la corte que le impusiera la pena de muerte a Saddam y dos acusados. Fue enviado a un hospital el domingo, en el décimo séptimo día de una huelga de hambre iniciada en protesta al juicio y en demanda de mejores condiciones de seguridad para sus abogados.

El ayuno voluntario y el boicot de los abogados al proceso siguieron al secuestro y homicidio de Khamis al-Obeidi, el tercer abogado de la defensa que es muerto desde que comenzó el juicio. La defensa ha acusado a las milicias chiís de las muertes. Al-Obeidi fue muerto el mes pasado.

En una de las intervenciones de Saddam, el juez lo acusó de incitar a la violencia contra los iraquíes. El ex presidente respondió que “estoy incitando a la muerte de estadounidenses e invasores, no a la muerte de iraquíes’’.

El juez le dijo que los insurgentes están matando un promedio de 60 iraquíes cada día, y no sólo estadounidenses.

“Este caso no vale la orina de un niño’’, contestó Saddam.

La corte ha escuchado seis de las ocho presentaciones finales. Una vez hecha la última, el tribunal se declarará en receso posiblemente a mediados de agosto para estudiar el veredicto.

Matan seis

Bagdad.- (EFE).- Al menos seis personas murieron y otras doce resultaron heridas hoy en ataques, atentados y operaciones de seguridad en diferentes zonas de Irak, informaron fuentes policiales.

Indicaron que el capitán de policía Kazem Berisem, jefe de la comisaría de la localidad de Al Nahrauan, a unos 30 kilómetros al sureste de la capital, fue asesinado a tiros junto a su hermano en una emboscada tendida por presuntos rebeldes.

En el ataque, que fue lanzado contra una patrulla en la que las víctimas se trasladaban, también resultaron heridos cuatro escoltas de Breisem, precisaron las fuentes.

Asimismo, un ataque lanzado por un grupo armado contra un puesto policial en una carretera que conduce a la ciudad de Baquba, a unos 65 kilómetros al noreste de Bagdad, se saldó con un oficial de seguridad y un civil muertos y tres heridos, entre ellos un agente, según un responsable de la oficina de seguridad de la región.

Mientras tanto, en un barrio de mayoría suní de la misma ciudad, un hombre chií fue asesinado y tres de sus hijos quedaron heridos al ser tiroteados por desconocidos.

En Bagdad, una persona perdió la vida y otra resultó herida por la explosión de un artefacto explosivo en el barrio Nuevo Bagdad, señaló a Efe el teniente de policía Ahmed Abdala, quien también dijo que cinco cadáveres de personas con impactos de bala fueron hallados en distintas áreas de la capital.

También en Mosul, a unos 420 kilómetros al norte de Bagdad, un agente de seguridad resultó herido grave al estallar una bomba al paso de un coche policial, afirmaron fuentes de seguridad locales.

Por otro lado, un supuesto responsable del brazo iraquí de la organización terrorista Al Qaeda fue abatido en una redada realizada por tropas estadounidenses e iraquíes a una vivienda de la ciudad de Beiyi, a unos 200 kilómetros al sur de Mosul, informó un comunicado del mando norteamericano.

“Es uno de los terroristas extranjeros”, subraya la nota, que agrega que en la operación fueron capturados otros supuestos terroristas.

Asimismo, el director del departamento de Extranjería de Irak, el general de brigada Abdala Hamud Chahaza, fue secuestrado por desconocidos esta mañana al salir de su hogar, en el noreste de Bagdad, informaron fuentes del ministerio de Interior.

Las mismas fuentes dijeron que un concejal de una zona del este de la capital fue secuestrado por un grupo de pistoleros.

La violencia en Irak prosigue pese al inicio, la semana pasada, de la aplicación del plan de reconciliación nacional, que tiene como objetivo principal el fin de los atentados y ataques y la adhesión de los insurgentes al proceso político que se desarrolla en el país desde hace dos años.