Sala Capitular del Distrito cerrará
más bares

http://hoy.com.do/image/article/32/460x390/0/326C168E-9A5F-4CC8-8DA4-7FDB4676A00A.jpeg

POR REYES GUZMÁN
Los bares Abacus y Mankala están uno al lado del otro y sus ubicaciones tan cercanas al santuario de la Virgen de la Altagacia ha generado que la Sala Capitular del Distrito ordene el cierre, contando con la aprobación del cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez. Para definitivamente clausurarlos del lugar se espera llenar los trámites internos y que el síndico Roberto Salcedo firme la resolución.

Se asegura que los bares afectan a los religiosos y a los vecinos, quienes consideran que hay contaminación ambiental, exceso de ruidos y ocupación de las facilidades de parqueo. También se dice que las antiguas edificaciones no están preparadas  para ser ocupadas por cientos de personas y que por sus estructuras dejan escapar los ruidos.

Como desorden e intranquilidad ha sido catalogado el punto negativo que hoy divide la armonia de los munícipes del lugar, quienes esperan volver a la tranquilidad. Hay que señalar que en la calle Hostos, donde están Mankala y Abacus, existe una cadena de bares. Desde que se cruza la Padre Billini hasta la calle Mercedes, la vía está llena de centros de entretención, lo que es de alegría para muchos y dolor de cabeza para los residentes y quienes tienen que transitar.

Gran parte de la Zona Colonial se ha convertido en la mayor plaza de  diversión, con establecimientos que comienzan a ofrecer sus servicios a las 10:00 de la noche. Algunos que presentan artistas inician a las 11:00. En el caso de “Momentos”, según explicó el regidor Omar Ramírez, abre a las 5:00 de la tarde y su mayor clientela está formada por estudiantes, lo que obligará a tomar serias medidas.

“La decisión de los regidores no es sólo con Abacus y Mankala, sino con todos los que violen el uso de suelo, que no tengan salidas de emergencias, que afecten a los vecinos con ruidos, que atenten contra la tranquilidad y sean centros que irrespeten las normativas  de la Zona Colonial. No se trata de un asunto particular ni por política”.

Ramirez lamentó que en ocasiones, cuando se quiere hacer respetar la ley, aparecen personas que critican las medidas, pero si no se hace nada para corregir cualquier mal, actúan igual.