Salida autobuses Fenatrano provoca severos
trastornos al transporte de pasajeros

Diecisiete personas heridas, tres de ellas de gravedad, más de una veintena de detenidos y miles de personas varadas es el saldo preliminar de una huelga que resultó sorpresiva para una importante cantidad de ciudadanos, que se disponían a llegar a sus destinos de manera cotidiana la mañana de hoy.
La paralización de los autobuses de la Federación Nacional de Transporte La Nueva Opción (Fenatrano) en el Distrito Nacional y la mayoría de los pueblos, es el nuevo elemento de la lucha que libra esta agrupación con el Consejo Nacional de Trasporte (CONATRA) por el control de las rutas del Este del país.

Al momento, se encuentran en estado de coma por heridas de bala los choferes Pedro Julio Peguero y Johnny Santos, en la sala de cuidados intensivos del hospital Doctor Darío Contreras, mientras, en el hospital Francisco Moscoso Puello está herido de gravedad el joven Joel Encarnación Morrobel, de 23 años. 

Encarnación  fue herido en el pecho cuando transitaba en un vehículo de transporte público que fue tiroteado por desconocidos frente a la urbanización El Edén de Villa Mella. 

El paro afectó a miles de personas del Distrito Nacional, la provincia de Santo Domingo, San Luís, Andrés, Boca Chica, Juan Dolio, Guayacanes, San Pedro de Macorís, La Romana, Higüey, El Seybo y Hato Mayor.

También a una enorme cantidad de usuarios de Haina, San Cristóbal, Baní, Azua, Barahona, San Juan de la Maguana, Elías Piña y Jimaní.

El presidente de FENATRANO, Juan Hubieres, explicó que el retiro de las unidades de esa entidad se debe a que él “no es un muchacho al que se le dice una cosa para después hacer otra”.

Según dijo, hace tres días se reunió con el mayor general Bernardo Santana Páez, jefe de la Policía; el doctor Alejandro Williams, senador por San Pedro de Macorís; y con el doctor Germán Peña Guadalupe, director de la Oficina Técnica de Transporte Terrestre (OTTT) para buscarle solución a un conflicto en el Este.

Agregó que anoche la OTTT emitió una resolución contraria a lo que se había acordado, por recomendación del ingeniero Diandino Peña, director de la Oficina para el Reordenamiento del Transporte (Opret).

“Si no se nos va a tomar en cuenta, si no se van a respetar los acuerdos, entonces no hacemos nada trabajando en las distintas rutas que tenemos”, dijo Hubieres, quien fue citado de urgencia para una reunión por el ingeniero Peña.

El conflicto se debe a que FENATRANO exige a CONATRA que no aborden pasajeros entre San Pedro de Macorís y Boca Chica. La última reacción de FENATRANO fue provocada porque la OTTT autorizó a CONATRA dos paradas en ese trayecto.