Salud debe imponer curso de trauma

La doctora María Fernanda Jiménez, experta en traumas

La coordinadora para América Latina del Capítulo de Traumas del Colegio Americano de Cirujanos, María Fernanda Jiménez, recomendó al Ministerio de Salud Pública hacer obligatorio para el personal médico que trabaja en urgencias el curso de Apoyo Vital Avanzado en Trauma (ATLS) y Soporte Avanzado del Trauma Pre Hospitalario (PHTLS), para reducir las muertes por accidentes.
Una nota indica que la especialista extranjera advirtió que por su alto registro, los accidentes ya son una enfermedad en el país.
El texto expresa que la médico habló durante un encuentro con los responsables del Sistema Nacional de Atención a Emergencias y Seguridad 9-1-1, autoridades de universidades y la dirección del Hospital Traumatológico Ney Arias Lora.

Asegura que las naciones donde existe el ATLS han experimentado una significativa reducción de la mortalidad por el trauma, cuantificada en más de un 50%.
Dijo que permitiría que la persona que atienda a un paciente le garantice la vida y que no quede con lesiones invalidantes. Manifestó que la República Dominicana ha tenido un programa de PHTLS muy robusto.
Aseveró que con esa instrucción los hospitales garantizarían reducir los fallecimientos por accidentes de tránsito y una mejor calidad de la atención desde el área misma de urgencia.

Fernanda Jiménez sugirió a las universidades incluir en la currícula el curso de ATLS, si quieren acabar con la falta de educación en el tratamiento del trauma y reducir muertes.
Presentes. La nota explica que en el encuentro estuvieron Amaury García Silverio, director general del Hospital Traumatológico Ney Arias Lora; Jorge Asjana David, vicerrector docente de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD); José Asilis Zaiter, decano de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña (Unphu); Alejandro Soto Méndez, coordinador del Comité de Trauma del Colegio Dominicano de Cirujanos; José García Ramírez, secretario general del Colegio Dominicano de Cirujanos.