Salud Interior
Aprendiendo de las cucarachas…

http://hoy.com.do/image/article/487/460x390/0/D71B0B90-4690-4AC7-AE63-5E87497C8B3D.jpeg

A los elefantes les cuesta mucho adaptarse, las cucarachas sobreviven a todo.  Peter Drucker. Invertir tiempo en prepararnos para tener una vida laboral exitosa, toma tiempo y amerita de un gran esfuerzo, sobre todo a personas que como yo hemos alcanzado la quinta década de vida.   

Es claro que a los elefantes les cuesta adaptarse a los cambios, pero con nuestra experiencia y determinación podemos llegar a identificarnos con las cucarachas.  Ellas sobreviven a todo.

Disfrutar la vida laboral, amerita amar lo que hacemos,  de manera que los cambios sean retos que nos inspiren vivir para vencerlos y  poder sentirnos orgullosos de nosotros mismos.  El trabajo después de los cincuenta, en esta época de tecnología, conocimiento y culto a la juventud,  nos induce a reencontrarnos con nosotros mismos y a tener presente, nuestros valores personales y profesionales, a tener claro cuáles son nuestros talentos y cuales nuestras debilidades, definir nuestros propósitos dentro de la institución para la cual trabajamos y validarlos con la misión y visión de la misma, de manera, que podamos ser conscientes de nuestras necesidades para permanecer activos, aptos y satisfechos de nuestro trabajo.

Soñar en el trabajo es un lujo que nos permite visualizar lo que nos hace feliz en el mismo.  Ese sueño se aterriza, diseñando y actualizando nuestra Hoja de Vida base y estableciendo un plan de acción alcanzable.

Este escrito es el resultado de las reflexiones sobre mi vida profesional. No nacimos tan solo para sobrevivir.  Creo firmemente, que nuestro deber es aportar, ser feliz y llegar a la novena década, asimilando los cambios sin remordimientos, vigentes y sin poses.