Salud Preventiva: Mantener o bajar el peso en forma saludable

2C_¡Vivir!_21_3A,p01

Tú decides lo que llevas a la boca. Nadie te obliga a hacerlo. Piénsalo primero.
Puedes realizar de 3 a 5 comidas al día, pequeñas porciones, ajustadas a tus necesidades diarias, tus gustos y según tu actividad física. Trata de comer más vegetales, huevos, cereales integrales y frutos secos. Como isleños, deberíamos comer pescado al menos 3 veces por semana.
Puedes beber más agua: según la temperatura externa de nuestro trópico
Trata de eliminar el consumo de alimentos como refrescos, dulces, chocolate, helados o productos de repostería. Puedes mejorar tu metabolismo:169 palabras.
Intenta eliminar el consumo de grasas de baja calidad y utiliza el aceite de oliva virgen extra como fuente principal de grasas.
Limita el consumo de sal. La sal puede aumentar tu presión arterial y retener líquidos. Utiliza preferentemente sal yodada.
¡Sin trampas! No hay días libres. Recuerda que eres responsable de lo que llevas a la boca. Aprovecha el día para realizar alguna actividad física y ejercicio. Aprovecha las oportunidades que se presentan a lo largo del día para incrementar tu actividad física. Así sea estacionarte más lejos de la entrada, subir escaleras, utilizar tu botella de agua para hacer ejercicio con los brazos. A la hora de activarnos, todo funciona.
Plan nutricional equilibrado
Hablar de dieta no es hablar de restricciones. No es obligarte a comer. Es conocer el conjunto de alimentos que necesitas habitualmente. Todos los días necesitamos comer, pero lo principal es saber cómo variar y combinar los alimentos para que estos no sean aburridos, costosos ni un plan de metas inalcanzables. El objetivo es un plan nutricional equilibrado.