Salud. Seguros bajo el sol, consejos para cuidar la piel

v2

Prevenir.

Llegó el verano y, con él, la fiebre del bronceado. No queremos alarmarte, pero los dermatólogos insisten en que nos protegemos poco y mal. Y advierten que, si abusamos, tarde o temprano sufriremos las consecuencias (malas) que podríamos haber evitado. Disfruta del sol, aprovecha sus ventajas, pero siempre, siempre con la protección adecuada.

Estos son algunos consejos para un bronceado sano:

1. No te expongas al sol después de haberte puesto perfumes y colonias con alcohol: son fotosensibilizantes, es decir, pueden producir manchas en la piel e incluso alguna lesión cutánea.

2. Si estás tomando medicación, pregúntale a tu médico o farmacéutico si puedes ponerte al sol. Algunos medicamentos provocan reacciones.

3. Protégete con productos especialmente indicados para tu piel. La cara, el cuello, el escote, las manos y los empeines son zonas sensibles y las más propensas a las manchas y las que más se estropean. Utiliza también protección física: sombreros, gafas, camisetas…

4. Bebe mucha agua y líquidos para no deshidratarte. Y, si eres de los que se tumba al sol todo el día y no te mueves, cambia de hábitos y da algún paseo.

¿Qué necesita un intelectual?

El cerebro consume casi el 20% de la energía que obtenemos de los alimentos, siendo imprescindibles, básicamente, glucosa y oxígeno. Necesita nutrientes para realizar sus funciones: aprender, concentrarse, memorizar, relacionar conceptos, etc.
Los nutrientes que intervienen en la concentración, la memoria, el rendimiento intelectual y el estado de ánimo son: vitaminas del grupo B (carne, huevo, queso, pollo, melón, plátanos), la vitamina E o tocoferol (aceites vegetales y nueces), zinc (legumbres, cordero, frutos secos), calcio (leche y derivados), fósforo (frutos secos), ácidos grasos esenciales como el linoléico y linolénico (aceites de semillas y frutos secos), y proteínas.

Aceite de coco para dientes más blancos 

Los aceites son usados en India como blanqueadores hace mucho tiempo. Es un método llamado ‘”pulido de aceite”’ que se supone que limpia tu boca y promueve la salud dental.
Para usarlo debes poner una cucharada de aceite de coco en tu boca y hacer buches por alrededor de 5 a 10 minutos. Luego cepilla tus dientes.