Salud y belleza
Apoyo emocional tras el desastre

http://hoy.com.do/image/article/483/460x390/0/135F065A-9FDF-45D5-854F-FBAD2E171AFC.jpeg

La ansiedad, las neurosis y la depresión no constituyen problemas de salud pública importantes y agudos con posterioridad a los desastres, y las familias y los vecinos pueden hacerles frente temporariamente.

Pero en el caso de Haití, en el que muchos de los sobrevivientes quedaron sin parientes o vecinos es importante que se les sumistre apoyo psicológico, sobre todo de acompañamiento, de manera que sientan que “moralmente” no están abandonados.

Si no tienes nada, económicamente hablando, para donar a esta causa, puedes animar y motivar a tu comunidad y a ti mismo para donar su tiempo con este propósito.

Deben acercarse al COE para saber cómo hacerlo, cómo ser trasladados, antes es importante que te vacunes y lleves lo que necesitarás, ya que los suministros son escasos y cuando aparecen se priorizan para las víctimas.

Es muy lamentable lo que ha sucedido a este vecino cercano, pero debemos aprovechar ese infortunio para vernos  en el espejo, reflexionar en la posibilidad que no tocó a nuestra puerta con la drasticidad que lo hizo en la de Haití y prepararnos, informarnos y planificar para que si nos toca no nos pegue tan fuerte, sepamos como reaccionar y sean preservadas  la mayor cantidad de vidas posibles.

Mi amiga Anna siempre dice que “La prevención es la clave” y le tomo la palabra, por que efectivamente cuando prevenimos no nos afectamos con el mismo grado de  gravedad que a aquellos que les toma desprevenido.   Las pequeñas cosas son precisamente las que hacen la diferencia, así que anímate, pues de granito en granito podemos construir una montaña de ayudas, que al menos les ponga a salvo.