Salud
Cómo no engordar si comes fuera regularmente

http://hoy.com.do/image/article/807/460x390/0/B08E47B4-38DF-4624-81E3-154771DE7AE8.jpeg

Los beneficios
Del azufre para el cuerpo

Es responsable de mantener el aporte necesario de oxígeno en nuestro cerebro. Colabora con el hígado para una correcta secreción biliar. Colabora con las vitaminas del grupo B para asegurar la salud de los nervios.

Alimentos
Paras uñas

Las uñas al igual que los cabellos están hechos de proteínas, es por ello que necesita consumirlas para que puedan crecer fuertes. Aumente el consumo de alimentos ricos en proteínas como las carnes, quesos, huevos y  soja.

Prevenir

Comer de un “menú abierto”  no debe suponer un sabotaje a las costumbres alimentarias sanas ni a la dieta completa y equilibrada que aconsejan los expertos en nutrición. Aquí tienes algunos consejos que te ayudarán.

El restaurante más saludable.  Elige un lugar que te ofrezca una variedad de platos aptos para tu plan de alimentación, y que dispongan en su menú de alternativas más bajas en grasas y calorías.

 Los requisitos del menú. Es preferible tener varias opciones de primero, segundo y postre, lo que permite que la comida sea más equilibrada.

Procura que tu elección tenga una relación calidad-precio razonables. Conviene preferir los platos sencillos y con ingredientes naturales.

Más sosiego, menos indigestiones. Busca un lugar donde comas en un  entorno relajado y no sea ruidoso ni asfixiante.

Una comida ambientada con la agria conversación del vecino, el molesto ruido de alguna  máquina  y la tele a todo volumen garantizan una indigestión.

El tiempo es importante.  intenta que tu restaurante no tarde mucho en servir tu plato, ya que así evitarás tensiones inútiles, comidas apresuradas y, sobre todo, lanzarte sobre el pan como un lobo a su caza.

Algunos mitos sobre el pan

Dieta y  pan. El pan es rico en hidratos de carbono, el nutriente que da energía. Además, no aporta  grasa, tiene fibra, vitaminas… Una ración de  pan te aporta, además, proteínas, minerales y vitaminas B, y contiene unas 150 calorías. Si  es integral resulta una buena fuente de fibra.  Lo que debes vigilar es el acompañamiento.

Pan tostado en lugar del fresco. Hablamos de un mismo alimento, sin embargo, el tostado ha sido sometido a deshidratación. Ocurre igual con las frutas. A igualdad de gramos ingeridos y al contener el pan tostado menos agua, su valor calórico disminuye. Una ración normal aporta más calorías que el pan tostado por cada 100 gramos de producto.

Guía esencial para cuidar tu espalda
El pilar. Que sostiene tu cuerpo merece todos los cuidados

Prevenir.

¿Cuál es el origen del dolor?  Según nos explican desde la Fundación Kovacs, especialista en los problemas que afectan a la espalda, las molestias de esta parte de nuestra anatomía aparece por la activación de los nervios que se encargan de transmitir el dolor y desencadenan inflamación y contractura muscular.

Las causas.  Antiguamente, se creía que el dolor aparecía exclusivamente por alguna alteración de la columna vertebral o una hernia discal. Hoy en día, no siempre es así.

Para evitar sobrecargar la espalda y así impedir que el dolor aparezca, lo más eficaz es adoptar las posturas adecuadas. Te explicamos cuáles son: De pie mantén un pie apoyado sobre un escalón o reposapiés. Alterna un pie tras otro, tan frecuentemente como puedas. 

Al estar sentado; apoya los pies en el suelo y mantén las rodillas al mismo nivel o por encima de las caderas.

 Así mismo  acostado,  dormir  boca abajo no es recomendable, pues se suele modificar la curvatura de la columna lumbar y el cuello permanece girado muchas horas. Se aconseja dormir boca arriba o de costado, flexionando la cadera y la rodilla de la pierna que queda arriba, y estirando la pierna que queda por debajo.

¿Para cuidarse,  hacer menos comidas?

En realidad, no. Debes tomar solo las calorías que tu actividad física necesita. Se ha comprobado que las personas que dejan pasar mucho tiempo entre dos comidas tienen metabolismos más lentos y queman menos calorías. Quienes se saltan comidas tienden a comer más por la noche, justo cuando el metabolismo se ralentiza y quema menos.

Diferencia entre carne roja y blanca

La carne blanca es igual de nutritiva que la roja y, por el contrario, la roja aporta una mayor cantidad de hierro hemo, que mejora la absorción intestinal de este mineral tan necesario para estar bien. Lo que pasa es que la carne roja suele estar asociada a una mayor cantidad de grasa saturada que la blanca y, por eso, hay que moderar más su consumo.

Hablemos de pulmones
Homeopatía para el pulmón, un asunto delicado

Del 10% de la población mundial mayor de 40 años padece EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica), una enfermedad respiratoria que hace que los bronquios se obstruyan, lo que dificulta la respiración y provoca la aparición de tos, sensación de ahogo o expectoración. En caso de que una persona padezca estos síntomas debe visitar al su médico neumólogo de inmediato.  

Cortos de salud

Lo bueno para la salud
Grasas: si son vegetales son buenas

En general, es cierto, pero hay que matizar. Ya hemos dicho que aportan ácidos grasos insaturados. Pero hay algunas, como las de palma y coco, usadas en la elaboración industrial de alimentos, cuyas grasas son saturadas. En grandes cantidades pueden ser perjudiciales. Lo mismo ocurre con las grasas vegetales parcial o totalmente hidrogenadas, las llamadas trans.

Cocinar saludable
Solo el aceite de oliva es bueno para la salud

El aceite de oliva y el pescado azul contiene ácidos grasos insaturados que permiten que no aumente el colesterol en la sangre. Pero no está tan claro que haya que cocinar todo con aceite de oliva.

Otras grasas poliinsaturadas (aceites de maíz, girasol, soja…) tienen también un efecto positivo en la salud cardiovascular, ya que ayudan en otras funciones orgánicas.

Salud natural
La parte blanca de la verdura es  más light

Realmente no es que tenga menos calorías, sino menos cantidad y calidad de nutrientes. Lo cierto es que la parte verde de las hojas de las verduras, por el contrario, es la que concentra más carotenos y otras vitaminas (A, C…) y minerales (calcio, por ejemplo). Por ello, es mejor consumir las hojas internas y las externas. Y, cuanto más verdes sean, mejor.