Salvadoreños celebran victoria de Tony Saca

SAN SALVADOR (AFP).- Con quema de pólvora y una fiesta popular, la gobernante Alianza Republicana Nacionalista (ARENA, derecha) celebraba la noche de este domingo la victoria en primera vuelta de su candidato presidencial Elías Antonio Saca, quien llevaba una amplia ventaja en los comicios, según los primeros reportes oficiales.

En las calles, decenas de seguidores de ARENA, ataviados con camisetas y chalecos azul rojo y blanco (los colores del partido), cantaban el himno anticomunista de ARENA que consigna “patria sí, comunismo no”, “libertad se escribe con sangre” y “El Salvador será la tumba donde los rojos terminarán”.

“Estamos felices me siento emocionada (…) teníamos incertidumbre pero (Saca) era el mejor candidato”, declaró a la AFP Irma Aguilera, una estudiante universitaria de 17 años, quien junto a decenas de militantes entonaba celebrara en las afueras del local del partido, en el centro-oeste de la capital.

Según los primeros resultados oficiales del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Saca obtenía un 59,99% de los votos con o que triunfaba en la elecciones venciendo al candidato del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN, izquierda), Schafik Handal, quien obtenía el 32,87% de los votos, tras el escrutinio del 36% de las actas de votación.

“Los resultados difícilmente van a cambiar”, dijo el presidente del TSE, Sergio Mena, durante un mensaje a la nación salvadoreña, en alusión a la aplastante diferencia de 27,12% que Saca tenía frente a Handal.

La celebración comenzó luego que el candidato de ARENA, un empresario de radiofónico de 39 años, se proclamó como presidente electo de El Salvador basado en los reportes de los fiscales de su partido en las mesas de votación, mientras que su oponente del FMLN no había emitido ninguna declaración.

Con su virtual triunfo, Saca conquistó la cuarta presidencia para ARENA, desde que esa agrupación ascendió al poder en 1989.

“El Salvador habló en las urnas. La gente decidió y éste fue el veredicto. No hay odios ni rencores, es el momento de pedirle a Dios sabiduría”, dijo Saca durante un discurso pronunciado en el hotel Radisson, donde estableció su sala de prensa, al proclamarse como el candidato vencedor.

El festejo de los seguidores de ARENA se concentró en una improvisada tarima, sobre la cual saltó “el potro salvaje”, un joven que cantaba música tex-mex que animaba a los asistentes.

“Estoy contento. A mí me tocó ir a votar hasta La Unión (183 km al sureste de San Salvador) pero he regresado para celebrar”, declaró, por su parte, Luis Roberto Cruz, un empresario de 22 años.

A juicio de Felipe González, un joven de 19 años quien estudia en una universidad de Estados Unidos pero que vino al país para votar por ARENA, “hubo una fiesta cívica y vamos a asegurar la libertad para seguir dando frutos al país”.

Mientras tanto, en diversos puntos de San Salvador, se escuchaba el sonido de los petardos y juegos de pólvora para celebrar el triunfo de ARENA.