Sam Lowes regala a la afición británica el mejor tiempo del primer día

Sam Lowes, fuente externa
Sam Lowes, fuente externa

Gran Bretaña. El británico Sam Lowes (Speed Up) le regaló a la afición británica el mejor tiempo del primer día de entrenamientos del Gran Premio de Gran Bretaña de Moto2 en el circuito de Silverstone, a pesar de los esfuerzos de los españoles “Tito” Rabat, primero, y Alex Rins, después.

Antes de cumplirse los diez primeros minutos de la segunda tanda libre ya se había producido la noticia más importante de Moto2, pues el líder del mundial, el francés Johann Zarco (Kalex) sufrió una caída en la curva seis, en la que él no se produjo ningún daño y pudo abandonar la pista por su propio pie, pero su moto quedó seriamente dañada.

Zarco tuvo que regresar andando a su taller y los daños en su moto literalmente le apearon de la pelea por defender la primer posición que había ocupado en la primera sesión de pruebas libres y esa circunstancia la comenzó aprovechando el español y campeón del mundo en título, Esteve “Tito” Rabat (Estrella Galicia 0’0 Kalex).

Con 2-08.535 en la séptima vuelta Rabat frenó inicialmente los ímpetus del alemán Jonas Folger (Kalex), quien más se le acercó, después de superar el registro de Zarco, 2-08.899, de su cuarta y última vuelta de entrenamientos en la primera jornada, mientras que Alex Márquez (Estrella Galicia 0’0 Kalex) se situó cuarto.

Pero por detrás de ellos se iba acercando poco a poco Alex Rins (Kalex), quien ya destacó en las pruebas matinales y en el noveno giro de la sesión vespertina se puso al frente de la clasificación, 2-08.093, 139 milésimas de segundo más rápido que Rabat, aunque el “local” Sam Lowes (Speed Up) estaba dispuesto a intentar aprovecharse de su condición y primero por 28 milésimas y después por 89 milésimas de segundo le arrebató el primer puesto a Rins, que aún lo intentó en su último giro, aunque sin éxito.