San Luis pasa a la Serie Mundial por primera vez desde 1987

http://hoy.com.do/image/article/31/460x390/0/8723E8E8-C3FD-4B95-A737-A04B44FE44AE.jpeg

SAN LUIS (EEUU), (EFE).- Los Cardenales de San Luis completaron una remontada en la parte baja del sexto capítulo, con el dominicano Albert Pujols y Scott Rolen como figuras indiscutibles, para llevar a su equipo a conseguir el campeonato de la Liga Nacional, al vencer en el séptimo y decisivo encuentro por 5-2 a los Astros de Houston.

Los Cardenales, que ganaron el cuarto banderín de la liga del viejo circuito desde 1969, comenzarán mañana frente a los Medias Rojas de Boston, su décimo quinta participación en una “Serie Mundial”, donde jugaron por última vez en 1987 y se coronaron como campeones en 1982.

La novena de San Luis se verá las caras con los Medias Rojas en un “clásico de octubre” por primera desde 1967, cuando los Cardenales derrotaron al equipo de la ciudad de Boston, en una serie que se fue a siete partidos.

Con el partido 2-1 a favor de los Astros en el sexto episodio, dos “outs” y el venezolano Roger Cedeño en la segunda base, Pujols disparó un doblete por el jardín izquierdo, ante un envío del abridor de los Astros, Roger Clemens, que al final, a pesar de haber realizado un gran trabajo en las primeras cinco entradas, cargó finalmente con la derrota.

En el siguiente turno al bate y otra vez ante Clemens, Rolen pegó su tercer vuelacercas de la postemporada, para completar la remontada y poner la pizarra 4-2 en favor de los Cardenales para ese momento.

Pujols volvió a ser la gran estrella del ataque de los Cardenales al irse de 4-2 con anotación y remolcada, mientras que Rolen despertó de su letargo con el bate para pegar el tercer jonrón de la postemporada.

La última carrera de la novena de San Luis fue obra del jardinero derecho y segundo bate, Larry Walker, al despachar un sencillo por el jardín central, que permitió anotar a Marlon Anderson desde la segunda base, para poner cifras definitivas al encuentro.

La victoria fue para el abridor Jeff Suppan (1-1), que lanzó seis capítulos completos, en los que concedió tan sólo tres imparables y dos carreras, regaló dos boletos y retiró a seis bateadores por la vía del ponche.

El rescate fue para el cerrador Jason Isringhausen, el tercero de la serie, que sacó los últimos tres “outs” del encuentro sin mayores complicaciones.

Clemens (1-1), que concedió tan sólo un inatrapable en sus primeras cinco entradas de labor, se derrumbó en el sexto episodio, al tolerar otros cinco indiscutibles y tres carreras para cargar con la derrota y no ver cumplido el sueño de haber llevado a los Astros, el equipo de su ciudad natal, a la primera Serie Mundial en los 43 años de su historia.

La ofensiva de los Astros estuvo liderada por el toletero boricua Carlos Beltrán, que anotó la segunda carrera del equipo en el tercer capítulo.