Sanción contra Rusia fue limitada, dice autoridad deportiva

autoridad deportiva

LONDRES — Haber expulsado a todos los competidores de Rusia de los próximos Juegos Olímpicos sería desproporcionado y se corría el riesgo de que un veto de esa naturaleza fuera revocado en el tribunal correspondiente, dijo el abogado que supervisó la decisión de la Agencia Mundial Antidopaje de no imponer una prohibición total a ese país por su encubrimiento más reciente.

Jonathan Taylor, que presidió la comisión de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) que determinó la sanción anunciada el lunes y por la que enfrenta una avalancha de críticas, afirmó el jueves a The Associated Press en entrevista que únicamente prohibir la bandera, el nombre y el himno de Rusia en las competiciones deportivas importantes “era el límite correcto”.

La AMA determinó que los competidores de Rusia pueden continuar compitiendo en justas deportivas internacionales si están en capacidad de mostrar que no han utilizado sustancias prohibidas y tampoco están implicados en algún programa de dopaje auspiciado por el estado.

Sin embargo, Taylor también dijo que por la sanción tampoco se utilizará en Tokio la designación de “deportista olímpico de Rusia” como ocurrió en los Juegos Olímpicos de Invierno de 2018.

El comité executivo de la AMA rechazó el lunes las exigencias de la presidenta del comité de deportistas, Beckie Scott, de que se prohibiera totalmente la participación de los deportistas rusos después de que se determinara que Moscú alteró en enero información sobre uso de sustancias prohibidas, en lo que constituye el caso más reciente. Una integrante británica se retiró el jueves en protesta del panel de deportistas. La ex remadora paralímpica Victoria Aggar dijo que la AMA ha antepuesto “la política sobre los principios”.

“¿Qué si la sanción debió ser más enérgica? Bueno, yo opinaría… que era el límite correcto”, declaró el jueves Taylor a la AP. “No se debe castigar a los deportistas inocentes. No hay una voz abrumadoramente mayoritaria diciendo: ‘No, todo esto está completamente mal’”.

Rusia todavía puede apelar la decisión ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo. Si esto ocurre y se vuelve una prolongada batalla legal, la sanción podría alargarse hasta los Juegos Olímpicos de París 2024 y no solo a los de Tokio 2020.

“Si ellos alargan el asunto para salvar Tokio, abarcará París”, declaró Taylor. “Ellos tienen que decidir qué desean hacer, qué deportistas desean que sufran”.

La información fue alterada cuando se supone que Rusia debía haber superado sus irregularidades después de las sanciones que le impusieron y le impidieron competir con su bandera en los Juegos Olímpicos de verano de Río de Janeiro en 2016 y los Juegos Olímpicos de Invierno de Pyengchang en 2018.