Sanders confía en batir a Hillary Clinton con una revolución política de EEUU

Vermont Bernie Sanders 3

EE.UU. El senador estadounidense por el estado de Vermont Bernie Sanders, un “socialista democrático” en alza, confió hoy en crear un “movimiento” que le permita batir a Hillary Clinton en las primarias demócratas, revolucionar un partido que considera “conservador” y convertir a EE.UU. en un estado del bienestar al estilo europeo.

Sanders, un independiente proveniente de un estado blanco y progresista del noreste, ha sorprendido a los analistas políticos al atraer las mayores multitudes en mítines de campaña y ver cómo las encuestan pasaban de darle el 5 % de apoyo en mayo al actual 18 %, aún así por debajo del 58 % de la ex secretaria de Estado Hillary Clinton.   Lo que este político quiere a sus 73 años es ser el origen de una revolución que ponga patas arriba al Partido Demócrata y cambiar un sistema político y una economía abocada a convertirse en una “oligarquía” en manos “de un puñado de ricos”.

Bernie, el nombre de pila que corean sus jóvenes correligionarios, explicó hoy en una intervención ante la Cámara de Comercio Hispana de Estados Unidos (USHCC) en Washington que se autodenomina “socialista democrático” porque aspira a crear unos Estados Unidos con sanidad y educación gratuitas como en economías avanzadas europeas.

“Necesitamos unos líderes que estén dispuesto a enfrentarse a la clase billonaria”, aseguró el senador, que busca la candidatura demócrata para las elecciones presidenciales de 2016.   Sanders no es demócrata y no tiene el potencial financiero de Clinton en esta campaña encaminada a poner a un nuevo presidente en la Casa Blanca en 2017, pero sueña con desmantelar desde dentro un partido que considera que se “ha acomodado con las grandes corporaciones” y que parece progresista porque los republicanos son ahora “la extrema derecha”.

“Hay poco que yo pueda hacer si no hay un movimiento tras de mí que esté listo para enfrentarse a los poderosos”, explicó hoy Sanders en un evento repleto de jóvenes en Washington.