Día Mundial de la Sangría: Cómo modificar su sabor y 2 recetas para disfrutarla

Día Mundial de la Sangría: Cómo modificar su sabor y 2 recetas para disfrutarla

Sangría tradicional. Fuente externa.

Hoy 20 de diciembre se celebra el Día Mundial de la Sangría, con el propósito de dar a conocer una bebida, que por su agradable sabor y exquisito aroma, es conocida y consumida en todo el mundo.

Origen de la Sangría

No se sabe con certeza dónde viene, aunque se cree que las primeras versiones de la Sangría se originaron hace más de 2mil años, cuando los romanos sembraron viñedos mientras se abrían paso por la Península Ibérica. Como en ese tiempo beber agua sola no era seguro, debido a los gérmenes y bacterias que esta podía contener, se le solía combinar con vino, hierbas o especias para fortificarla.

¿Cómo modificar el sabor de la sangría?

Los ingredientes de la sangría pueden variar, según lo que tengas en el bar o en casa. A continuación algunas combinaciones:

Vino: puedes usar vino tinto, blanco o espumoso. Pero recuerda, si el vino es muy ácido, añade menos limón y cítricos. Si el vino es un tempranillo con mucho cuerpo y un poco más barril, puedes añadir cítricos y azúcar. Los mejores vinos para sangría son los tintos no ácidos como cabernet o malbec.

Le podría interesar leer: Vinos con los que puedes acompañar la cena de Nochebuena

Mezclador: si quieres algo más dulce, puedes utilizar refrescos de limón. Pero si deseas conservar el sabor a vino, puedes utilizar agua mineral o tónica. También se puede añadir jugo de naranja u otra fruta para hacer la bebida más compleja. Puede jugar con varias combinaciones y hacer tus propias creaciones.

Licor adicional: coñac o brandy, para intensificar el sabor alcohólico.

Frutas: se pueden añadir frutas más tropicales. Usualmente, la manzana, la pera y el durazno quedan bien como base.

Azúcar: se pueden añadir distintos edulcorantes, o también se puede preparar la sangría sin azúcar. Algunos bartenders utilizan el jarabe natural.

Especias: si se busca un sabor único y diferente, se pueden añadir algunas especias como canela. También se puede añadir un poco de clavo o cardamomo para hacer la bebidas más interesante.

Recetas

Sangría Tradicional

  • 1 Botella de vino tinto
  • 1 Refresco de limón
  • 1 vaso de algún otro licor (brandy, coñac, whiskey o tequila).
  • Durazno (o melocotón), naranja, limón, manzana o pera.
  • Azúcar (4 cucharadas).
  • Canela (1 ramita).

Si planeas preparar con anticipación la sangría, puedes rebanar las frutas y dejarlas remojando con el alcohol de tu elección, en el refrigerador; este paso no es estrictamente necesario.

Si estás preocupado por la combinación de los ingredientes, puedes elegir un alcohol hecho de uva como el brandy. También puedes intentar con otras frutas como el kiwi o el plátano, pero el durazno deja un sabor delicioso en la bebida.

Para la presentación del coctel, no debes incluir la fruta que utilizaste en la preparación.

Preparación de la sangría tradicional

  1. Servir el vino, el licor y el refresco en una jarra o un bowl para ponche, agrega hielo en grandes cantidades, si la prepara antes de servir y quieres que se mantenga el gas del refresco que estás utilizando, ponlo primero en la jarra y después agrega lentamente los licores.
  2. Después agrega un poco de azúcar y esparce una pizca de canela. Pruébalo, si no está lo suficientemente dulce, agrega más.
  3. Al último sólo debes agregar las frutas frescas y, si así lo deseas o es necesario, más hielo.
  4. Finalmente sirve y disfruta.

Sangría Blanca

-1 botella de 750 mililitros de vino blanco (puede ser Moscato, Sauvignon Blanc o Pinot Grigio)

-1 taza de fresas cortadas en tajadas

-1 durazno mediano cortado en tajadas delgadas

-1/2 manzana verde cortada con cáscara en cubos

-1/4 de taza de brandy de manzana

-1 lima de tamaño mediano cortada en tajadas

-1 limón mediano cortado en tajadas

-1/4 de taza de azúcar rubia (puede ser reemplazado con stevia, miel de maple, azúcar de coco, etc.)

-Hielo (para servir)

-Arándanos congelados (para servir)

-Hojas de menta (opcional)

-Agua con gas (opcional)

PREPARACIÓN

1. Lo primero que deberás hacer será lavar y picar de la forma que se indica todas las frutas que utilizarás. Una vez que todo esté listo, agrega los gajos de lima, limón y el azúcar u otro endulzante a una jarra grande o a todas las jarras que vayas a utilizar si estas preparando más de una. Ahora presiona todo esto suavemente utilizando una cuchara de manera por aproximadamente unos 45 segundos.

2. Añade el brandy de manzana y vuelve a mezclar todo por unos 30 segundos aproximadamente.

3. Agrega la manzana, el durazno, las fresas y mezcla para incorporar todo.

4. Ahora añade el vino y vuelve a mezclar para combinar.

5. Antes de servir agregar el hielo y los arándanos congelados y mezcla todo una vez más para que se enfríe todo el contenido de la jarra.

6. Sirve en los vasos como está o agrega un poco más de hielo y puedes poner unas hojas de menta para decorar, pero esto es opcional.

*Si deseas diluir un poco la sangría, puedes agregar a los vasos un poco de agua con gas, esto es opcional y depende del gusto de cada persona.

7. Lo que quede lo puedes guardar en el refrigerador por hasta 48 horas, aunque lo mejor siempre es disfrutar esta bebida el mismo día que se prepara o máximo el día siguiente.

Con información de Cocteleria.com.mx e Infobae

Publicaciones Relacionadas

Más leídas