Varios países de Suramérica crean Prosur

Colombia's President Ivan Duque, front row, from left, Chile's President Sebastian Pinera, Argentina's President Mauricio Macri; second row, from left, Brazil's President Jair Bolsonaro, Ecuador's President Lenin Moreno; last row, from left, Peru's President Martin Vizcarra, Guyana's Ambassador George Talbot and Paraguay's President Mario Abdo Benitez, arrive for a signing ceremony at the Prosur Summit outside the presidential palace La Moneda, in Santiago, Chile, Friday, March 22, 2019. (AP Photo/Esteban Felix)

Los jefes de Estado de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay y Perú, más el embajador de Guyana en Chile, crearon ayer en Santiago el Prosur, para impulsar la toma de decisiones pragmáticas y eficientes, alejadas de ideologías, ante el impasse de la Unasur.
El Foro para el Progreso de América del Sur (Prosur) surge con la voluntad de “renovar y fortalecer” la integración suramericana, atomizada de organismos regionales, y despejarla de cargas ideológicas, aunque nace alumbrada por Gobierno mayoritariamente de centro y de derecha.
La Declaración de Santiago que otorga carta fundacional al Prosur no hace mención alguna a la crisis de Venezuela, pero durante las conversaciones que mantuvieron las autoridades reunidas se denunció que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, está intentando desestabilizar la democracia regional en la región.
El Prosur es fruto de la primera reunión de presidentes de Suramérica que tiene lugar desde la última cumbre de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), que data de 2014, celebrada ayer en la sede del Gobierno chileno, el Palacio de La Moneda. Firmaron el documento fundacional los presidentes de Argentina, Mauricio Macri; Brasil, Jair Bolsonaro; Chile, Sebastián Piñera, Colombia; Iván Duque; Ecuador, Lenín Moreno; Paraguay, Mario Abdo Benítez, y Perú, Martín Vizcarra; los mismos países que en menos de un año han abandonado la Unasur. Además, plasmó su rúbrica en el documento el embajador de Guyana en Chile, George Talbot.
Los firmantes reconocen en el documento los aportes de procesos anteriores de integración suramericana y la necesidad de preservar su acervo.