Santiago desafía la lluvia para gozar

SANTIAGO. Todos los artistas participantes en el concierto “Embrujo romántico” de una u otra forma habían interpretado boleros y bachatas, pero nunca juntos en un mismo escenario, ni bajo la dirección de uno de los más laureados maestros de la música dominicana como Rafael Solano. Y esto hizo que la noche del pasado viernes fuera especial para los merengueros Sergio Vargas, Eddy Herrera, Rubby Pérez, Rapha Rosario y Fernando Villalona.

El concierto se desarrolló en la Sala de la Restauración del Gran Teatro del Cibao, ante un buen público que desafió con sombrillas y abrigos las intensas lluvias para disfrutar baladas románticas y boleros universales.

“Embrujo romántico” tuvo evidentes fallas de organización y coordinación en el inicio, pero prácticamente fueron obviadas por el público.

Sergio Vargas dio inicio a las 9:15 de la noche ante los insistentes aplausos de protesta por no comenzar a las 8:30 como estaba anunciado. En su actuación no perdió la oportunidad para recordarle al público hacer turismo interno y visitar a Villa Altagracia “por dentro”, además de invitar a los políticos a incluir la palabra “moral” en sus discursos.

Sergio dijo que a cualquiera de sus merengues sólo se le quitaba la tambora y se convertían en boleros. Cantó “Dile”, “Una primavera para el mundo”, “Como un bolero”, “No me importa” y “Ojalá”, en los que sobresalió su pianista.

La segunda parte le tocó a Eddy Herrera, uno de los más aplaudidos de la noche tanto por su voz, su presencia, así como por el intercambio con el público. Aquí subió una de sus fans al escenario y dramatizó un tema, mientras ella estaba muy nerviosa y casi no hizo nada.

Herrera interpretó “Media vuelta”, “Tu voz”, “Me muero de ganas”, “América”, “Como aquellos boleros” y “Silencio”. Le acompañaron las reconocidas coristas Carolina y Sonia.

Rubby Pérez fue el tercero en cantar y demostró ser una de las mejores voces nacionales. Estuvo acompañado del maestro Rafael Solano e interpretó “Por un beso la vida”, “Tú me perdonarás”, “Amada mía” y “Por amor”, entre otros. Recibió la distinción del público que se levantó de sus asientos para aplaudirle.

Una de las partes más esperada fue la actuación de Rapha Rosario, quien pasó la prueba de fuego. En varias ocasiones preguntó ¿canto o no canto bolero? Estuvo acompañado de los integrantes de la agrupación Los Hermanos Rosario. Su presentación incluyó boleros y bachatas como “Que linda eres”, “En cuarentena”, “Es magia”, “Te seguiré queriendo”. Dijo que nunca dejaría el merengue e instó a los dominicanos a defender su género.

La parte final fue con Fernando Villalona, el más esperado de todos, por el respaldo que recibió de los asistentes.

Junto a sus músicos cantó “Payaso”, “La cartita”, “Delirante amor” y “No me dejan verla”. No quiso abandonar la sala sin antes cantar merengue.

Uno de los aspectos más llamativos de la noche fue la elegancia que exhibieron los artistas participantes, todos vestidos de negro, incluyendo al presentador Nelson Javier.

[b]Cositas y cosotas[/b]

• Todos los artistas hablaron de la incapacidad de los políticos y de sus anhelos de paz para la República Dominicana.

• Nelson Javier lució muy elegante y demostró ser un excelente profesional. Repitió tres veces la palabra “incalculable” para valorar la calidad de los artistas.

• Eddy Herrera sorprendió a muchos cuando insinuó un acto de masturbación, mientras cantaba uno de sus temas.