Santiagués Raynear Mejía brilló en Gran Premio Kendall de Motocross 2008

El santiagués Raynear Mejía acaparó los máximos honores del Gran Premio Kendall de Motocross, evento que se celebró en la pista La Isabela MX Park.

Corriendo en la categoría abierta y en la pista totalmente encharcada de lodo y agua, Mejía logró buenos resultados desde el comienzo de la competencia, logrando imponerse en las dos mangas programadas por los organizadores del evento.

“Aproveche los mejores momentos, para sacar una buena ventaja y de esa forma llegar primero en las dos mangas programadas en el evento”, dijo Mejía.

En ese mismo orden elogió la calidad de sus rivales, quienes trataron de lograr mejores resultados, pero la condiciones de su moto y la experiencia lograda en los últimos tiempos le favorecieron.

“Este triunfo es de todos, de mis patrocinadores, amantes del motocross y el equipo de mecánicos, que siempre me acompaña”, dijo. La segunda posición correspondió al piloto mocano, Ariel Lora, mientras que el capitaleño Luichi Morin, logró la tercera posición.

En la categoría máster el también santiagués Glasses Jiménez, logró la primera posición, para superar a Carlos Reyes, mientras que Edgard Rodríguez terminó tercero.

En la categoría de novatos triunfó el capitaleño Franklin Nogueras Junior, con la mayor ventaja del día, dejando a la rivalidad muy atrás, fue el único piloto que no cayó al lodo.

En segundo llegó Raymond Cuevas y en tercero, Jean Carlos García.

En 85cc para expertos el otro monstruo, Michael Objío, de Santo Domingo, resultó vencedor fácil, arribando en segundo Júnior Rodríguez y en tercero, Luis José Durán.

En endurocross llegó primero Chico Luciano; segundo, Jonathan Santos y tercero, Miguel Hormazabar, mientras que entre principiantes venció Juan Ventura, siendo segundo Diego Cordero y tercero, Víctor Rodríguez.

En 85cc para novatos el primero fue Anderson Acosta; segundo, José Alix y tercero, Ramón Lorenzo, mientras que las categorías para niños más pequeños no se pudo correr por las malas condiciones del terreno, donde  llovió mucho y las gomas de sus motores era imposible poder hacerlo mejor.

La frase

Raynear Mejía

Me concentré al máximo, no me puse a pensar en la lluvia y mucho menos en el lodo, sólo me puse a pensar en la victoria y el final de la competencia, tengo que resaltar la calidad de mis rivales en la pista”.