Santos Checo expone en el Festival Cultural Internacional

http://hoy.com.do/image/article/673/460x390/0/7BD5836B-0F87-40FC-B7F8-A1A6D5C988A3.jpeg

El Festival Cultural Internacional en honor a San Miguel Arcángel quedó inaugurado por el Ministerios de Cultura y la Fundación Saint Michael, cuyo acto tuvo lugar en la Sala de Arte Ramón Oviedo del Ministerio de Cultura.

En ésta ocasión Santos Checo expone por primera vez un Arcángel San Miguel, que a su vez, es, un homenaje al pintor Bartolomé Román (1596-1647) realizado en 1993.

La obra está realizada en la técnica de óleo sobre lienzo, en un formato de 1.90 x 1.47 m.

Según el escritor José Bobadilla, Santos Checo una vez más demuestra su acendrado virtuosismo clásico al plasmar en la imagen de un personalísimo San Miguel Arcángel el noble acierto de una técnica asumida a la perfección.

El color, la luz y la composición, esta vez barroca, se atiene con puntillosa maestría a lo mejor de la tradición española cimentada por Velázquez, Zurbarán y Esteban Murillo.

El guardián del Cielo se nos muestra poseído de la inmanente serenidad como atributo moral del bien, sin espadas ni armas de ofensiva bélica, sólo su peso y su claridad sobre el sombrío adefesio apenas barruntado en el trazo del mal, dijo el también  crítico de arte.

El cuadro rezuma simbolismos que no son fáciles de explicar, por lo menos en un espacio de apenas breves líneas. Pero su críptico ensamblaje expresa todo un enjundioso conjunto de claves que constituyen el argumento estructural de la concepción de aquello que defiende por la fuerza a la otra fuerza, el oscuro ámbito de lo animal subyugado por el esplendor del poder inconcuso del espíritu.

Sostuvo además, que el cuadro mural de Santos Checo es irresistible, pletórico de sugerencias, abundante en perfecciones y dueño terminante de un don de factura que lo sitúa en una perspectiva en extremo de muy difíciles alcances. Este San Miguel Arcángel es único y espléndido, feliz y supremamente bello, como debe serlo por su naturaleza lo que se define como arista imaginable de Dios

Santos Checo, nace en Santo Domingo, República Dominicana, en 1970. Egresado de la Escuela Nacional de Bellas Artes (ENBA) con Separación de Campo en Pintura. Licenciado en Psicología Clínica, realizó Post-grado en Psicoterapia Dinámica, ambos en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD).