Santos encara campaña difícil para la segunda vuelta presidencial en Colombia

Juan-Manuel-Santos-Especial

BOGOTÁ. El mandatario colombiano, Juan Manuel Santos, enfrenta a partir de este lunes una campaña difícil para la segunda vuelta electoral del 15 de junio, después de que su mayor opositor, Óscar Zuluaga, que rechaza la negociación con las FARC, lo adelantara en el primer turno.

Santos, que durante gran parte de la campaña fue considerado como el favorito, sólo logró un 25,6% de los votos frente a 29,3% de su rival en los comicios del domingo.

El mandatario dispone ahora de apenas tres semanas para convencer a un electorado que se inclinó en principio por la propuesta de Zuluaga, apadrinado por el exmandatario Álvaro Uribe, de condicionar el diálogo con las FARC a un cese unilateral del fuego.

Santos, un liberal de centroderecha de 62 años, en el poder desde 2010, dijo que en la segunda vuelta los electores “podrán escoger entre quienes queremos el fin de la guerra y quienes prefieren una guerra sin fin”.

Santos, quien negocia desde noviembre de 2012 con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), la mayor guerrilla del país con unos 8.000 combatientes, el fin del conflicto armado que se extiende desde hace 50 años, ha convertido los diálogos en el eje de su campaña.

“Vamos a ganar con la paz”, dijo Santos con el objetivo de movilizar a sus simpatizantes, quienes fueron sorprendidos por la advertencia lanzada por el electorado, cuando se cumplen 18 meses desde el inicio de los diálogos con los rebeldes.