Sanz cautiva público

Dedicatoria. El artista español cantó durante dos horas y dedicó el concierto a los venezolanos, país en el que fue vetado el concierto que estaba pautado para realizarse  el 14 de este mes

DIOMELO  MARTÍNEZ
d.martinez@hoy.com.do

Sobre  un escenario mezclado de  luces, sonido, efectos especiales y una cantera de canciones, el cantante español Alejandro Sanz detuvo su “Tren de los momentos”  en Santo Domingo, cautivando  a más de diez mil pasajeros románticos que le abordaron en el Palacio de los Deportes la noche del sábado.

  El reloj marcó las nueve y tras el anuncio de una voz  femenina “en off”, apareció el artista madrileño metido en un “smoking”  negro del que sobresalían las centellas de su corbata, también del mismo color,   escoltado por una banda de doce músicos en la que el tecladista es dominicano. También lo acompañaban dos excelentes coristas.

Media hora antes, Pavel Núñez, que hizo de telonero, había intepretado tres canciones.

“El tren de los momentos”, tema que da el nombre a su actual gira, fue el corte que abrió el concierto de una noche que el propio Alejandro calificó de maravillosa. “Esta es una de esas noches que uno no quiere que acabe nunca” dijo visiblemente emocionado el artista.

Conforme  pasaban los minutos, la adrenalina del público aumentaba y él impregnaba cada vez más  fervor a su presentación. “Quisiera ser”,  primera canción  de la noche, dominada por el público, dio inicio a una algarabía que  no decayó ni un momento y que llegó a su punto culminante  con un “medley” de melodías compuestas por: “La fuerza del corazón”, “Amiga mía”,  “Y si fuera ella”, entre otros éxitos. Fue aquí que abrazó y besó la bandera dominicana que le pasó una persona del público.

Eran las  10: 25 de la noche cuando Sanz hizo su despedida, aparentemente formal y bromeó con el público que  reprochó su decisión. Realmente salió del escenario y la media naranja  oscureció.

La cobija de la impresionante tarima, compuesta por luces movibles, trajo consigo el artista, esta vez con una guitarra acústica con la que puso melodía a sus metáforas.En esta ocasión entonó un popurrí íntimo junto al director de la banda, que también ejecuta el instrumento de seis cuerdas.Una melodía añeja presagiaba el final de la velada y  era “Corazón partío”, tema ícono de su repertorio. Sin embargo, antes de partir hizo gala de sus dotes  musicales,  ejecutó  un  piano de cola que aguardaba desde principio del concierto en el escenario y cantó tres temas. “No es lo mismo” selló  la  cantada, ante un público insaciable que  pedía más del artista.

LAS CLAVES

1. A Venezuela

“La batalla no está perdida, apenas comienza, porque el poder del corazón, el poder de  la voz y de la palabra, es más fuerte que todas la balas del mundo”.

2. Y dijo más

“Una canción no puede parar un tanque de guerra, pero sí puede  partirle el corazón al guerrero que lo conduce”.

3. A Hugo Chávez

    “Chávez lo sabe….

 

LA CONTRAPARTE

Pavel Nuñez

 Indiscutiblemente la República Dominicana tiene en Pavel Núñez a su mejor representante al momento de servir como anfitrión a   artistas extanjeros, que como Alejandro sanz obstentan una fama mundial.

Este Joven artista nuestro en su corta participación (tres canciones) confirmó una vez mas que está en su momento. En la ovación del público, de pie, no cupo más emotividad.