Satanismo en la música II

19_09_2016 HOY_LUNES_190916_ ¡Alegría!3 D

Sean creyentes o no, la verdad es que no se puede tapar el sol con un dedo, al reconocer que el movimiento de los artistas que hace cultos satanistas ha ganado mucho terreno a nivel mundial.
Multinacionales del disco, cantantes, músicos, por fama y fortuna, son capaces de “venderle el alma al diablo”, como ha declarado la cantante estadounidense Katy Perry.
Se imputaba algunos grupos de “heavy metal” criollos de iniciar a jóvenes de “papi y mami” en esa práctica que, además, tenía otro componente que era el consumo de la droga “éxtasis”.
Ahora, tengo entendido que algunos cantantes urbanos (no todos, que quede claro), han conseguido “fama y fortuna” de la noche a la mañana grabando temas que además de insulsos, tienen un mensaje subliminal adorando al demonio, cuando se hace girar sus discos al revés.
Y no solamente los urbanos. Hace mucho tiempo que los bachateros están en esa práctica satánica, unos por desconocimiento, otros sabiendo lo que realizan y pocos para buscar “publicidad”, como el que en todas las bachatas que grababa llamaba al diablo.
En el mundo hay instituciones de sectas satánicas, y aquí también, que promueven el consumo de droga, la violencia, la delincuencia y el incesto.