Schumacher gana segunda carrera corrida

SEPANG, Malasia (AP).- Michael Schumacher ganó ayer su segunda carrera consecutiva de la temporada, el Gran Premio de Malasia, después de dominar nuevamente con su Ferrari al colombiano Juan Pablo Montoya, que llegó segundo, y al resto de los pilotos.

El alemán cosechó su victoria número 72 de por vida en la Fórmula Uno. Terminó 5,0 segundos adelante de Montoya, de la escudería Williams BMW. No obstante, Schumacher, seis veces campeón mundial, redujo la velocidad en forma notoria al final de la competencia.

“En los momentos en que necesitamos velocidad somos suficientemente rápidos”, señaló Schumacher.

El británico Jenson Button, de BAR Honda, se ubicó tercero, y subió por primera vez al podio de ganadores. Su bólido llegó 11,5 segundos después del conducido por Schumacher.

“Sorprendente. Estoy en éxtasis”, dijo Button, quien llegó sexto en el Gran Premio Australiano. “Este no es el pináculo de lo que queremos, pero sí un paso en la dirección correcta”.

El brasileño Rubens Barrichello quedó cuarto. La posibilidad de que Ferrari volviera a acaparar los dos primeros sitios, como lo hizo en el Gran Premio Australiano que abrió la temporada, se evaporó en la segunda vuelta, cuando Barrichello perdió el control de su bólido en una curva y se salió de la pista, cayendo hasta el cuarto lugar.

“En las primeras vueltas, me puse delante de Rubens, quien cometió un error”, relató Montoya.

Abdulá Amad Badawi, el primer ministro malayo, entregó los trofeos, en el momento en que cerraban las urnas de las elecciones generales, celebradas el mismo día que la carrera.

El italiano Jarno Trulli fue quinto a bordo de su Renault, y David Coulthard, de McLaren Mercedes, quedó sexto.

El español Fernando Alonso, de Renault, terminó séptimo, a más de un minuto del líder. Sin embargo, dio una exhibición notable, después de arrancar en la última fila. En su casco y uniforme, Alonso llevaba la bandera española, en honor de las víctimas de los atentados perpetrados el 11 de marzo contra la red ferroviaria de Madrid.

Fue una mala carrera para los dos ganadores anteriores del GP de Malasia, en el Circuito Internacional de Sepang, de 5,543 kilómetros. El alemán Ralf Schumacher, quien se coronó en el 2002, quedó fuera de la carrera a la mitad, cuando el motor de su Williams BMW se sobrecalentó.

El finlandés Kimi Raikkonen, de McLaren Mercedes, abandonó en la vuelta número 41, después de llevarse el primer lugar el año pasado. Es la segunda carrera consecutiva que Raikkonen no concluye en esta temporada.

Después del calor intenso en las prácticas de los dos días anteriores, hubo algo de lluvia antes del comienzo de la carrera. La llovizna duró unos cuantos minutos, pero dejó mojada la pista.

“Al comienzo, la carrera fue muy difícil, pues no podíamos predecir dónde había agua ni cuánta había”, dijo Schumacher. “El ser el primero sin tener referentes no lo ayuda a uno, y yo tuve que ser cuidadoso. Simultáneamente tenía que cuidarme de Juan y de no darle una oportunidad”.

En la segunda vuelta, Barrichello se salió de la pista en una curva y permitió que Montoya y Raikkonen lo rebasaran.