Se acabaron las redadas nocturnas que hacía la Policía

El jefe de la Policía Nacional, mayor general Manuel Castro Castillo, prohibió ayer a los miembros de la institución realizar las “molestosas” redadas y arrestos contra los ciudadanos en todo el país sin causas que los puedan justificar.

Al leer un documento, Castro Castillo dijo que con esta medida buscan desarraigar esta mala práctica policial que se ejecuta desde hace varias décadas en las dotaciones policiales del país. Señaló que con frecuencia la institución recibe denuncias sobre arrestos molestosos de ciudadanos, quienes son conducidos para fines de investigación y depuración, y se les mantiene en los destacamentos por largas horas y hasta días en violación a la ley.

Según el jefe policial, esos hechos producen indignación en la ciudadanía y mantienen la corrupción a lo interno de la Policía, causando una percepción negativa sobre la actuación de sus miembros y al mismo tiempo empaña y erosiona la imagen de la institución. Por tal motivo, Castro Castillo ordenó a los oficiales con posición de mando que tienen que instruir a sus subordinados que realicen detenciones y conducciones de ciudadanos solo por violaciones flagrantes y de reconocidos delincuentes que tienen casos pendientes con la justicia.