Se acusan de usar químicos

 DAMASCO. AFP.  El régimen y los rebeldes sirios se acusaron mutuamente ayer de haber empleado armas químicas, por primera vez en dos años de conflicto, aunque Estados Unidos dijo no tener pruebas de ello. Rusia dio crédito a las acusaciones del gobierno de Bashar al Asad, su aliado, diciendo haber “recibido informaciones” de que los rebeldes emplearon armas químicas durante un ataque en la provincia de Alepo, que dejó oficialmente 31 muertos.   

Mientras tanto, en Estambul, el “primer ministro” interino de la oposición, Ghasan Hitto, dijo que no dialogará con el gobierno, y puso entre sus prioridades la caída del régimen y el envío de ayuda a las poblaciones de las regiones del norte y el este bajo control rebelde. Hitto formará un gobierno de aquí a un mes, que tendrá como misión proteger las infraestructuras.